Mi?rcoles, 01 de junio de 2011

por Oscar Naranjo

En cada encuentro, campamento, conferencia, en especial juvenil, donde tengo que entregar la Palabra, uno de los temas que surge como gran preocupaci?n de nuestra juventud, es el ataque que reciben del mundo con la pornograf?a. Creo que este tema no solo es para los j?venes y adolescentes, sino es un tema que nos debe llamar la atenci?n a los de todas las edades. Los hogares cristianos est?n siendo invadidos por lo medios de comunicaci?n (radio, televisi?n, prensa escrita y ahora ?ltimo Internet), en particular las revistas, las pel?culas, los videos y la televisi?n son las que promueven la desnudez y las actividades sexuales il?citas a una velocidad alarmante; se jactan de que las im?genes y los relatos se har?n cada vez m?s expl?citos en los meses siguientes, en la "cultura" (ropa, m?sica, "arte", bailes), en el lenguaje y la forma de divertirse.
El efecto de la pornograf?a es negativo sobre el concepto que el var?n tiene de las mujeres y del lugar que ocupa el sexo en la relaci?n de hombre-mujer es devastador, incluso en opini?n de muchos cient?ficos seculares. La pornograf?a motiva las fantas?as, permitiendo que los hombres conviertan mentalmente a las mujeres solo en "carne" y sin sentimientos y viceversa.

La pornograf?a degrada a las mujeres y hoy en d?a al hombre de igual forma; mostrar c?mo las mujeres son seducidas, desnudadas y tratadas como animales constituye un repugnante ataque contra su dignidad. Jes?s elev? el papel y la dignidad de las mujeres, de modo que los cristianos sienten repulsi?n cuando se atenta contra su dignidad en los materiales pornogr?ficos. Hoy en d?a es com?n ver a chicos y chicas de igual forma consumir material pornogr?fico, en especial por Internet. Siempre les digo a los hermanos en las charlas sobre este tema que las im?genes pornogr?ficas que vemos nos llevaran a querer ver mas, y estas im?genes se van grabando en nuestras mentes y vuelven a nosotros como flash, repiti?ndose una y otra vez y no dejando nuestra vida en paz.

Por otro lado la pornograf?a es una ayuda para la masturbaci?n. Lo ?nico que el afectado tiene en su mente son im?genes de individuos apare?ndose como animales (aunque parezca muy duro decirlo). ?C?mo aprender?s que el amor es lo que estimula la vida sexual, si solo eres inundado de informaci?n err?nea?
Creo que es muy importante poder tener charlas con los j?venes y adolescentes sobre estos temas, para poder dejarles conceptos que ser?n de mucha ayuda para sus vidas. Todas las iglesias tienen que tener Hnos. que puedan charlar con la juventud para evacuar las dudas de estos. Tambi?n todo padre o madre cristiano tiene que tratar estos temas con sus hijos , cuando llegue la edad. Si no lo hacemos nosotros, el mundo le dejara sus ense?anzas que nada tienen que ver a lo que Dios ense?a.
El Se?or tiene el copyright del sexo, ?l lo creo, y es algo hermoso, y ?l nos ense?a que debe ser dentro de los par?metros del matrimonio. Bien sabemos que el enemigo trata de deformar todo lo creado por Dios, y la infidelidad, el sexo libre, la pornograf?a, la bisexualidad, son cosas comunes en el sistema mundo.

La pornograf?a en s? es un crimen; sus v?ctimas est?n por todas partes, pues esta incita a las personas que en su imaginaci?n cometan adulterio mental o fornicaci?n; produce deseos contrarios a la voluntad que Dios tiene para nuestra vida; aviva las pasiones y la excitaci?n sexual, especialmente en los hombres, haci?ndoles peligrosos en potencia para las mujeres y los ni?os.

Cuando cedemos a nuestros apetitos sexuales y comenzamos a ver videos, pel?culas y revistas expl?citas o por Internet, descubrimos que la pornograf?a causa adicci?n. Nos hace desear m?s y m?s materiales, y al igual que el alcohol y las drogas, destroza vidas. Luego comienza nuestra lucha con esta adicci?n que paraliza nuestra espiritualidad, pervierte nuestra forma de ver el mundo, deforma nuestra vida social y destruye cualquier posibilidad de que Dios nos utilice. Los adictos a la pornograf?a est?n convencidos de que todas las mujeres se pasan el d?a ansiando mantener relaciones sexuales. Si una mujer se resiste, lo que quiere en realidad es que el hombre se imponga a ella y la tome por la fuerza; de ah? por qu? tantos delitos de violaciones, adulterio, pedofilia, sadismo, y una innumerable lista. Es muy dif?cil poder dejar la pornograf?a. La lujuria consume, aunque no satisface. La pornograf?a promete todo, pero no da nada; la adicci?n jam?s ser? comprendida en su intensidad por aquellos que no han estado atados, tampoco el deseo que sienten los adictos. Se debe ser lo m?s comprensivo y compasivo posible, ya que son hijos de Dios que tienen mucha importancia para ?l y que han cruzado sin querer esa l?nea invisible. Son esclavos de una forma de vida que los conduce a la aflicci?n y la ruina, y no saben c?mo dejarla.
Quiz?s querido hermano esto te tiene atrapado, p?dele perd?n al Se?or, reclama de sus fuerzas y el te ayudara a ser libre de verdad.

Oscar y Edit Naranjo residen en Rosario, Argentina, su p?gina web es wwwmdedecision.com.ar


Publicado por mario.web @ 12:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios