Martes, 07 de junio de 2011

Nosotros vamos a volver. Tenemos que trabajar pero morir nunca.
Autor: Juanjo Romero | Fuente: www.buenas-noticias.org

?


Dec?a San Francisco Javier, respecto a la evangelizaci?n, que ?no hay entre los infieles ning?n pueblo m?s bien dotado que el japon?s?. Experiencia ten?a y no es que lo agasajasen precisamente.

Las virtudes humanas sobreabundan. Es una pena que alguno de sus pastores actuales les consideren incapaces de recibir con plenitud el evangelio y les den suced?neos insulsos, adaptaciones cursis y edulcoradas de la Buena Nueva. No se lo merecen.

Ayer le? en la BBC, la iniciativa de un grupo de 200 ingenieros y t?cnicos japoneses retirados, que se han ofrecido al gobierno para ser ellos, y no los j?venes, los que procuren terminar de solucionar el problema de la central nuclear de Fukusima. Porque aunque ya no salga en los telediarios, aquella desgracia contin?a.

Como aclara Yasuteru Yamada, promotor de la idea:

?Tengo 72 a?os y la probabilidad de vivir entre trece y quince a?os m?s. En el caso de que la radiaci?n me afecte, el c?ncer tardar?a entre veinte y treinta a?os en aparecer?.

A primera vista da la sensaci?n de una frialdad estremecedora, digna de Hugh Laurie en la serie ?House?. Pero que a Yamada se le hayan unido m?s de 200 personas altamente cualificadas, y todas mayores de 60 a?os, me parece asombroso y fuera de toda l?gica; hay algo m?s.

Por si a alguno le quedan dudas de que sea un tema cultural, descartan que se les consideren ?kamikaze?:

?No somos ?kamikaze?. Los ?kamikaze? fueron algo extra?o, no hac?an ninguna evaluaci?n del riesgo. Iban a morir. Pero nosotros vamos a volver. Tenemos que trabajar pero morir nunca?.

Saben que sus vidas corren peligro y las ofrecen por sus hermanos.

Creo que es f?cil imaginarse a San Francisco Javier consumido por las ganas de hablarles del Se?or; del mismo modo que es incomprensible que hoy en d?a sea el ?nico pa?s de misi?n en el que disminuyen los cat?licos.

Y, sin cambiar de tema, hago extensible esta peque?ita laudatio a todos esos ?abuelos? que renuncian a su merecido descanso y cargan sobre s? a los nietos para ayudar a sus hijos. Es menos espectacular, y probablemente no les dediquen un reportaje de la BBC, pero son igualmente heroicos, aunque no sean ingenieros. No exagero si digo que el modo de vida moderno no se puede entender sin ellos, y tampoco la transmisi?n de la fe.

San Joaqu?n y Santa Ana, interceded por ellos.


Publicado por mario.web @ 2:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios