Jueves, 09 de junio de 2011
No ser parte del problema,
y menos, no ser nunca el problema.

Es una idea que debe recorrer todas estas reflexiones. Para ello s?lo necesitamos la Gracia de Dios, la intercesi?n de nuestra Madre y DISCERNIR.
  • Discernir es reflexionar
  • Es hacer examen de conciencia
  • Es tener sentido com?n.
Tengo que discernir yo individualmente. Algunos aconsejan hacerlo antes de cada acto, cada d?a.
M?s importante: discernir en grupo, en familia, en equipo. Cuatro ojos ven mas que dos.
  • Discernir es preguntarme c?mo ser parte yo de la soluci?n de los problemas. ?Qu? puedo aportar yo a la vida?, a la vida m?a y de los dem?s.
  • Discernir si soy causa de alg?n problema; si molesto a alguien, si contribuyo a que no crezca la sociedad en la que vivo.
Todo esto lo puedo descubrir yo mismo. Tambi?n me pueden ayudar los dem?s.

Discernir en grupo es abrirse a la oportunidad de la correcci?n fraterna. Y ah? tengo que descubrir si yo soy el problema. Suele ocurrir con frecuencia. En una familia, en un grupo, en una comunidad a veces, una persona es el problema, es el obst?culo insalvable. "Muerto el perro se acab? la rabia". Removida la persona, se acab? el problema.

Lo ideal es que yo me de cuenta y deje de ser problema. Es bueno hacerlo voluntariamente, que salga de dentro, de mi convencimiento: no querer hacer sufrir a nadie, no ser problema para nadie.
Me puedo preguntar ?colaboro para no ser problema, para ser persona positiva que allana los caminos? ?Que bueno ser?a!
desconozco el autor

Publicado por mario.web @ 3:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios