Mi?rcoles, 15 de junio de 2011

?

Es aquel que no te confunde,
que no te usa para beneficio propio.
El que sus palabras no hieren,

aunque nos hable a veces con rudeza,
pues es por nuestro bien.

El que hace que los corazones latan al un?sono,
el que soporta y comparte nuestras alegr?as

y nuestras tristezas,
el que nunca se cansa de aconsejarnos,
el que discrepa en muchas cosas con nosotros,

pero no trata de cambiarnos.

El que nos da su hombro para llorar,

aunque lo empapemos con nuestras l?grimas.
El que jam?s nos dice: no tengo tiempo,
el que lo deja todo para estar a nuestro lado

cuando lo necesitamos.

El que acude cuando lo llamamos,

aunque sea para una pavada.
Con el que podemos hablar

sin que nos interprete mal
El que no nos trata como ni?os,

por nuestras ocurrencias tontas.

El que nunca se cansa,
el que es un verdadero amigo

al que podemos acudir sin que nos reproche

nada, y est? ah?, siempre ah?.

El que conf?a siempre en nosotros,
el que no hace caso de calumnias

ni de chismes de quienes quieren separarnos.
El que no inventa idilios para darnos celos,

porque nuestro amor es m?s inmenso,

ya que es el amor que Dios nos ense??.

?l reza con nosotros y juntos pedimos

para que todos encuentren un amigo

como nosotros lo somos.
?l quiere lo mejor para nosotros.
Podr?a seguir, pero no alcanzar?an todos

los espacios para describirlo.

Alguna vez, espero, el Esp?ritu Santo

me ilumine y pueda dedicarle algo hermoso

para decirle y demostrarle todo mi agradecimiento

por lo que hizo, hace y har? por mi.

?Ojal? todos tengan un amigo como este!

?

Lidia Mar?a Bertuccio


Publicado por mario.web @ 14:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios