S?bado, 25 de junio de 2011



La moda es lo que est? de uso, modo o costumbre, principalmente lo reci?n introducido y que se mantienen popular o en boga, durante alg?n tiempo, especialmente en la ropa y sus adornos. La moda es seguir lo que se estila, adoptando los usos y costumbres de otros, bien sean antiguos o renovados. Poner de moda los productos o servicios, es el m?ximo sue?o de los fabricantes, para que ?stos sean comprados por todos sus clientes y prospectos.

La ?modaholic? es otra de las adicciones enfermizas, f?sicas y psicoemocionales, que se caracteriza principalmente, por demostrar una dependencia a todo lo nuevo, bien sean productos, servicios o actividades y se da en todos los segmentos sociales, culturales, raciales y econ?micos. Es similar a las adicciones de vigorexia, anorexia, bulimia, alcohol y drogas, ninfoman?a, cleptoman?a, piroman?a, ludopat?a, etc. La compra de productos o servicios de moda, est? muy relacionada con la adicci?n, los impulsos, la satisfacci?n inmediata, el consumismo, el derroche, el compre hoy, pague ma?ana, la vanidad, la apariencia, etc.

La moda pronto se pasa de moda, cambiando continuamente y casi siempre much?simo antes de que se termine la vida ?til del producto y se rige por un ritmo rapid?simo, normalmente cambiando cada tres meses. Si logra sobrevivir m?s de seis meses, se convierte en un cl?sico y superando los seis meses, en un estilo. Dependiendo de la industria, algunas empresas no sobreviven, si la moda no pasase de moda, pero eso ayuda mucho a la subsistencia de la econom?a en general.

El mensaje consumista de la moda es bien claro: Si compran lo que est? de moda, tienen la garant?a, de que quedar? bien definido su estatus social y ser?n m?s felices, m?s altos, m?s guapos y que tendr?n mucho ?xito con el sexo opuesto. La moda casi siempre apela al sexo contrario y a los sentimientos. Si no lo compran, se quedar?n fuera de juego y nadie les va a mirar a la cara. Si lo que ofrece la moda no les conviene, ni es bonito, ni queda bien, ni es apropiado, no vale argumentar razones, la gente lo compra por un sentimiento personal, o porque se dejan arrastrar por la publicidad u otras t?cnicas de marketing.

Nadie se debe adaptar a la moda, la moda es la que debe adaptarse a la persona. Pero la moda, algunas veces, va en contra de la imagen que se desea proyectar, de las mejoras est?ticas y de las caracter?sticas de la situaci?n en la que se vive. La buena apariencia y presencia atrayente de las personas, es muy importante para transmitir la profesi?n, el cargo o determinadas situaciones. La presi?n de la publicidad existe y tiene una fuerza brutal, que influye enormemente en la introducci?n y mantenimiento de la moda. Gracias a la moda, tambi?n se pueden conocer nuevos productos, buenos y malos y que se ajusten o no a nuestras necesidades y posibilidades.

El objetivo mercantilista de la moda, principalmente en el vestir, es crear un h?bito entre determinados segmentos de la poblaci?n, para que se queden enganchados como si fuera en una adicci?n, consumida por esclavos voluntarios. Otra cosa diferente es elegir la moda que pueda beneficiar a la persona, para ocultar defectos corporales, realzar la belleza o para sentirse m?s c?moda, en determinadas circunstancias. Siempre hay detalles de la moda que se pueden a?adir al vestuario, para ponerlo m?s al d?a. Lo m?s f?cil es hacerlo utilizando accesorios, que no alteren el presupuesto y que con un par de piezas a?adidas al vestuario b?sico o fondo de armario, como tambi?n se le llama, salgan ganando la imagen y la comodidad.

Los fabricantes de productos o servicios, ofrecen peri?dicamente a sus clientes y prospectos con agresivos sistemas de comunicaci?n, todas las novedades posibles o haci?ndoles modificaciones a los anteriores, para diferenciarlos, intentando que el consumidor descubra, una nueva necesidad que le haga aumentar su consumo, y si pueden, cre?ndole una adicci?n a esa moda. Esto ocurre, principal pero no exclusivamente, en los art?culos para vestir y especialmente, en los que llevan las mujeres en todas sus edades. Tambi?n en los hombres, pero en este caso la moda cambia menos frecuentemente. Al final, siempre es el consumidor el que tiene que decidir, si esos art?culos o servicios le gustan, le benefician y si el precio est? de acuerdo, con las ventajas anunciadas.

Como te ven, as? te tratan. Las personas tienen que proyectar la imagen personal, familiar, profesional y social, entre otras cosas, a trav?s de sus ropas, accesorios, etc. No se puede pretender, que una persona que tenga que mantener una satisfactoria presencia publica, siga vistiendo como se hac?a hace muchos a?os o como se visten en otros segmentos, antag?nicos a la imagen que quiere proyectar. Las personas tienen que adaptar la moda a su trabajo y a su entorno, pero sin que la moda les sobrepase, intentando siempre sacar el mejor partido posible, a las cosas de moda que le vayan bien.

La moda y la moral a trav?s de las virtudes y valores humanos. La moda puede estar llena de belleza, arte y est?tica, expresada en las ropas, accesorios y servicios, al transmitir la pr?ctica de las virtudes y valores humanos, tales como: Autenticidad. Austeridad. Belleza. Castidad. Coherencia. Control. Decencia. Dignidad. Educaci?n. Fidelidad. Honestidad. Humildad. Matrimonio. Objeci?n de conciencia. Orden. Pudor. Respeto. Sencillez. Templanza, etc. No es necesario sacrificar estas virtudes y valores humanos, para transmitir la moda. Lo f?cil, lo corriente, lo obsceno, no es bello. Por eso los padres tienen que cultivar con su ejemplo, la verdadera sensibilidad moral, para liberarla de los prejuicios, mejorar la educaci?n y el conocimiento, para alejarla de la ignorancia y educar la imaginaci?n, ense?ando que la moda puede ser una obra de arte, puesta a su servicio para comunicar un mensaje moral y no que sea un mensaje inmoral.

Hombres y mujeres, j?venes y adultos, que est?n inmersos en los campos familiares, religiosos, educativos, culturales, pol?ticos, etc. deben estar muy alertas, para que no se dejen arrastrar por las modas perniciosas, para ellos y para su entorno, pues todos tenemos la obligaci?n de transformar la familia y la sociedad, en un campo limpio y f?rtil. La moda bien entendida y bien llevada, puede ser un gran instrumento para mejorar el mundo y ser ejemplo de un buen quehacer. Siempre hay una ocasi?n para demostrar a nuestros familiares y amigos, que la moda no nos ha esclavizado y que, solamente, la utilizamos cuando mejora nuestras capacidades.

La moda en la ropa de los ni?os peque?os, suele servir para reflejar los signos externos de los padres y as? diferenciarse de los otros padres. A los ni?os les da lo mismo los colores o tipos de ropa que lleven, pero no a los padres. A los ni?os lo ?nico que les interesa es que las ropas y zapatos sean c?modas y que les permitan jugar bien. Algunas veces la moda que ponen a los hijos en las ropas y cortes de pelo, tambi?n sirve para mandar mensajes, relacionados con el grupo social al que pertenecen o quieren pertenecer y crearles una identidad grupal. Desgraciadamente algunos de esos mensajes negativos, producen marcas indelebles en los ni?os para toda la vida.

Gentileza de Escuela para padres
www.iglesia.org


Publicado por mario.web @ 6:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios