S?bado, 02 de julio de 2011
Despu?s de haber meditado sobre el asunto, he llegado a la conclusi?n de que Dios es sacerdote, no s?lo la Palabra Encarnada.
Para m? ha sido todo un descubrimiento entender que Dios es profundamente sacerdotal. Lo m?s interesante que he le?do entre los comentaristas ha sido un breve rengl?n de uno que dec?a que Dios era plenamente sacerdote, profeta y rey.
Descubrir y entender esta faceta de Dios (y no s?lo de su Hijo) ha sido algo sorprendente.
La liturgia de Dios es el movimiento del universo, las fases de la naturaleza y el pulular de los vivientes. Su templo el cosmos.
As? como la misa tiene como centro la consagraci?n, la liturgia c?smica tiene como centro su encarnaci?n, crucifixi?n y resurrecci?n.
?l oficia su liturgia a la mayor gloria de s? mismo. Dios se tiene a s? mismo un respeto sacerdotal. Dios se da gloria a s? mismo. El colmo de esa gloria, la plenitud de esa glorificaci?n, ha sido el sacrificio de s? mismo.
Esto no es ego?smo, nosotros estamos incluidos en ?l. Pero s?lo Dios puede comprender ?ntegramente quien es Dios. Yahveh se tiene un respeto reverencial hacia s? mismo, un respeto sagrado. Porque s?lo ?l sabe qui?n es ?l. S?lo el Hijo conoce al Padre. ?l puede ser todo lo humilde que quiera, pero no puede olvidar, y no lo olvida, que es DIOS.

P. Fortea.
--
?He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ?cu?nto desear?a que ya estuviera encendido!
Lucas 12, 49


Publicado por mario.web @ 11:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios