Domingo, 03 de julio de 2011

El amor de Cristo nos urge, al considerar que si el muri? por todos, entonces todos han muerto. El muri? por todos, para que los que viven no vivan ya para s? mismos, sino para ?l, que por ellos muri? y resucito. (2da Corintios 5,15)?

As???tambi?n ustedes deben considerarse a s? mismos muertos para el pecado y vivos para Dios en Cristo Jes?s. (Romanos 6,11)

?

?No puedo vivir sin ti? era la frase reiterativa que un novio enamorado dec?a a su novia

Esta romantica frase hizo que la novia reaccione diciendo:

-?Yo tampoco puedo vivir sin ti?.

El novio toma de la mano a su novia y le dice mirando fijamente a los ojos:

-Fue una suerte que nos hayamos conocido.

??Por qu?? Pregunta la novia.

-Es??l?gico, dice el novio: yo digo que no puedo vivir sin ti, y t? dices que no puedes vivir sin m?,??por eso fue una suerte que nos conoci?ramos porque de otro?modo los dos estar?amos muertos? porque ambos coincidimos en: ?No puedo vivir sin ti?

?

Fue m?s que suerte, Fue m?s que una bendici?n, Fue m?s que un regalo el hecho de que Cristo hubiese muerto por nosotros.??Si Cristo no haya muerto en la cruz ustedes y yo estar?amos muertos. Nuestra deuda referente al pecado seria imposible??de pagar.

A un acusado??el juez lo declara culpable y el veredicto dicta una sentencia??de 90 a?os en prisi?n.??El juez se acerca al culpable y le dice: ?Qu? le pedir?a usted a Dios?

-Salud,??quiero que me conceda??Salud para vivir 90 a?os??mas y de esta manera??cumplir toda mi condena.

Si Cristo no hubiera muerto, nuestra deuda y condena seria eterna,??no nos alcanzar?a la vida entera??para pagar la deuda del pecado. Pero qu? gran alegr?a produce el conocer esta buena noticia: ?Cristo muri? en la cruz por toda la??humanidad? Cuanta emoci?n causa y provoca en los corazones arrepentidos??el conocer que nuestra deuda ha sido cancelada, nuestro pecado, gracias a la sangre de Cristo, ha obtenido el perd?n de Dios.

Por este motivo el amor de Dios nos urge, es decir el sacrificio de?Cristo en la cruz nos obliga con prontitud y aprisa a comunicar y transmitir esta gran noticia: ?El salario del pecado es la muertepero el regalo de Dios es vida eterna? (Rm 6,23)

Despues de conocer esta gran noticia, el motivo principal de nuestra existencia??tiene que ser el siguiente:???Si vivimos??para el Se?or vivimos, si morimos??para el Se?or morimos. De manera que tanto en la vida como en la muerte pertenecemos al Se?or. (Romanos 14,8)?Amen.


Publicado por mario.web @ 15:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios