Viernes, 08 de julio de 2011

En la actualidad, la palabra "serenidad" esta perdiendo su uso, ya no existen? candidatos o circunstancias, a quienes se les pueda aplicar, hay muchas razones para ello, el mundo actual, con sus carreras, la est? haciendo desaparecer.
Muchas otras palabras, la est?n supliendo, no en su significado, sino que la paz se ha perdido, y ha creado una mara?a tan grande de problemas, como depresi?n, estres, tensi?n, migra?as, angustias, miedos, etc...que hacen que la finura de la serenidad..se evapore.
Recuerdo solo una vez haberla escuchado, se le aplicaba a una? ancianita, que ten?a tanta calma, que las personas que la conoc?an dec?an que ten?a tanto amor, por eso se le ve?a tan serena todo el tiempo.
Ahora puedo ver ese equilibrio, cuando se dice que? las personas que tiene el verdadero amor y lo practican, son personas serenas, por esa motivo no existen muchas personas con esa clasificaci?n.
Escribe C.G Jampolsky: "No son las dem?s personas ni las circunstancias las que nos perturban, sino m?s bien nuestros propios pensamientos y actitudes sobre una persona y circunstancias, las que nos producen inquietud".
Dura expresi?n, que encierra la gran realidad de que toda perdida de paz, se origina en nuestros pensamientos, que no podemos controlar y nos llevan a deducciones erroneas, y es donde reaccionamos con la idea equivoca, que nosotros estamos bien, y deseamos que nuestra felicidad, gire en la forma que las personas nos traten.
Si alguien no nos cae bien, por la circunstancia que sea, la queremos quitar de nuestra presencia, para que no nos perturbe, y esta perturbaci?n de la paz, nos inquieta a tal grado que nos hace miserables, y todo eso se desarrolla en una guerra interior.
Esa no es la forma correcta para adquirir la serenidad, sino con el amor, por que este acepta todo, y perdona toda variante que nos agrede.
?Debemos? hacer a un lado el poner la culpa de nuestras miserias? en los dem?s, y centrarnos en buscar la serenidad-paz, en la Palabra de Dios, que esta llena de sendas, donde el ser humano ve su rostro reflejado en las aguas vivas de la? tranquilidad y solo el cristiano sin prisas, ser? capaz de hacerlo.


Publicado por mario.web @ 9:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios