S?bado, 16 de julio de 2011


"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es
invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren
de sus malos caminos; entonces yo oir? desde los cielos, y
perdonar? sus pecados, y sanar? su tierra" (2 Cr?nicas
7:14).

El derrotismo cristiano entristece a Dios. Debemos nos
recusar a permanecer como meros expectadores mientras
nuestra naci?n es envuelta en tiniebla. Los disc?pulos del
Se?or deben ser conquistadores y no conquistados. Ser? que
ya olvidamos de que los cristianos del primer siglo,
enfrentando dificultades muy mayores, "viraron el mundo de
cabeza para bajo"? Ser? que habemos nos dejado abatir por
las tribulaciones a punto de olvidar del orden de Cristo,
"Negociad entre tanto que vengo."

Los cristianos deben ser la "sal"de la naci?n, un
instrumento de preservaci?n. Si las circunstancias son
negativas, es necesario que haya un esfuerzo para
cambiarlas. Si el des?nimo y el conformismo se instalan en
los corazones, es preciso que la esperanza contin?e a ser
sembrada. Si los ojos desalentados solo consiguen ver rayos
y truenos, es importante que se proclame: "El Sol de la
Justicia volver? a brillar"!

Allende dar sabor a lo que parece ins?pido, el cristiano
tambi?n debe por en pr?ctica su funci?n de "luz del mundo".
No hay obscuridad donde la luz esta presente, no hay
tropezones cuando se conoce el Camino alumbrado, no hay
temor si, adem?s de la luz, se puede caminar de manos unidas
con el creador de la luz.

Y para que el cristiano sea sal y luz, necesita si dejar
moldear por el Se?or. para que no sea un mero expectador,
necesita colocar la vida en el centro de la voluntad de
Dios. Para que sea una bendici?n en su naci?n, necesita
mantener un ?ntimo contacto con su Salvador, para que sus
pecados sean perdonados y para que sus vest?s sean limpias
en todo el tiempo.

Usted se conforma en ser expectador o ?anhela participar
activamente en la transformaci?n de su tierra?


Publicado por mario.web @ 1:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios