S?bado, 16 de julio de 2011

Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net
La santidad no es un lujo, no es un privilegio de unos pocos, una meta imposible para un hombre normal; en realidad, es el destino com?n de todos los hombres llamados a ser hijos de Dios, la vocaci?n universal de todos los bautizados . Benedicto XVI




Vivir como si fuera el ?ltimo d?a

Fuente: Religi?n en Libertad
Autor: Guillermo Urbizu


Vivir como si fuera el ?ltimo d?a. Dif?cil objetivo. La cuesti?n no se plantea, es peliaguda. Prohibido. ?Morir? ?Yo? Con la de cosas que tengo que hacer, y leer, y curiosear.

Anda calla, d?jate de pensamientos negros, de pron?sticos agoreros. Y se da por hecho que nos quedan a?os, muchos a?os de vida. D?cadas enteras de disfrute o fatiga, pero muy vivos. Y si ha de pasar otra cosa, chit?n, no me pongas nervioso. Adem?s, ?t? que sabr?s? ?Qu? sombr?o el t?o! Ya son ganas de fastidiar el sol radiante, con este cielo tan azul y mi salud pujante de energ?a. El ?ltimo d?a, el ?ltimo d?a. Y nos pasamos el tiempo distrayendo el alma delo que es fundamental, braceando en el ?mbito de lo vano. S?lo de pensarlo... Nadie se imagina muerto o casi cad?ver o elucubrando sobre este tipo de realidades consideradas morbosas.

Toquemos madera. Dicen. Si supiera que era mi ?ltimo d?a, si lo supiera, lo m?s seguro es que me morir?a del susto, me rebelar?a, me desga?itar?a en una ansiedad muda y distante.

Ay, si lo supiera, si lo supiera no har?a m?s que llorar como un cobarde. Eso es seguro. Me temblar?an las rodillas y no dar?a una a derechas. Me derrumbar?a sobre la cama o el sof? o la inercia. ?Y ya est?? ?Esto era todo? ?Me doler? algo, sentir? ahogo? ?C?mo ser??

Pero la verdad es que yo no me refer?a al hecho concreto de morir y arr?glatelas como puedas. Me refer?a al hecho igual de concreto devivir. De vivir con intensidad y m?s provecho los a?os que tenemos pendientes todav?a. Rectificando quiz? el alma. O el coraz?n. Puede que merezca la pena subsanar destrozos y perdonar agravios.

Supuestos o no. Y vivir cada jornada como si fuera la concluyente, la que inaugura la dimensi?n eterna (no pocos elucubran que luego no hay nada y sufren lo indecible, aunque se callen y no digan y levanten un muro de silencio, ojeriza o soberbia). La muerte es algo natural, la muerte es un momento de la vida, y no la vida un momento de la muerte. No obstante, ahora que lo pienso, la vida que se vive con plena conciencia, divina y trascendente, la vida que no esquiva la realidad de la muerte y no la considera un aniquilamiento definitivo y desea ver a Dios-Amor; esta vida vive m?s, aunque viva menos (si es el caso). Esta vida se va transformando en Cristo, ilumina y es feliz. Para qu? vamos a andarnos por las ramas.

Vivir como si fuera el ?ltimo d?a significa poner m?s ?nfasis en el amor, en la caridad, en el cari?o. Vivir como si fuera el ?ltimo d?a significa ir dejando tu vida desprendida de lo innecesario, de todo eso que sobra y que tanto nos inquieta y maniata el latir del coraz?n. Vivir como si fuera el ?ltimo d?a significa no quejarse, no dejarse llevar por lo que se lleva, o besar mejor ese beso que besamos. Es estar m?s pendiente del alma y poner con una sonrisa la lavadora. Es ser puntuales con Dios y darle las gracias por todo lo concedido, sin apenas m?rito por nuestra parte. Vivir como si fuera el ?ltimo d?a es decir ?me he equivocado? y seguir trabajando con perfecci?n cristiana. Y es acrecentar la ternura del matrimonio y no dejar que siempre saque otro la basura. Y es hablar de Dios a los amigos, porque no nos podemos aguantar de amor y se nos escapa el alma porlas palabras.

Ay, vivir como si fuera el ?ltimo d?a. La posibilidad de enmendarnos, de querer ser santos. Y que todo sea el ensayo de una cercan?a, de un enamorarnos. Sin desmayos ni amarguras.


Publicado por mario.web @ 1:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios