Domingo, 24 de julio de 2011

San Agust?n retaba a los paganos

que retrasaban su conversi?n con semejantes palabras:

?Si ya lo has pensado, si ya lo tienes decidido,

?a qu? esperar? Hoy es el d?a, ahora mismo;

no dejes para ma?ana lo que puedas hacer hoy?.

Dejarlo para luego es exponerse a dar marcha atr?s;

no todos los d?as est?s decidido,

no a toda hora est?s preparado para este paso?.

Pero no daban el paso, por temor

a un cambio demasiado brusco;

y, al verlos indecisos y afirmando

que lo har?an cualquier d?a, arremet?a

con una l?gica de espada filosa:

?Si ahora no te animas, ?por qu? dices

y crees que lo har?s alg?n d?a?

No est?s tan seguro, te costar? m?s que hoy;

quiz?s no tengas ya deseos del cambio;

las fuerzas contrarias volver?n a la carga?.

?

?Por qu? dices que alguna vez lo har?s?,

?tendr?s oportunidad?, ?seguir?s con vida ma?ana?,

?te dar? Dios la gracia de la conversi?n?

Teme a Cristo que pasa y no vuelve.

Al demonio le encanta ilusionar a la gente

y enga?arla con la conversi?n de ma?ana;

a Dios le gustan las cosas hoy y ahora:

Hoy es el d?a de la conversi?n.

?Hoy, si escuch?is su voz, no endurezc?is el coraz?n?.

?

P. Mariano de Blas, L.C.


Publicado por mario.web @ 1:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios