Jueves, 08 de septiembre de 2011
Conclusiones del congreso sobre la Mater et Magistra en los que se profundizó sobre la Justicia y la globalización
 
Cardenal Turkson: hay que crear una red mundial de Doctrina Social
Cardenal Turkson: hay que crear una red mundial de Doctrina Social
ROMA, miércoles 18 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Concluyó hoy la conferencia de tres días titulada “Justicia y globalización, de la Mater et Magistra a la Caritas in Veritate” que se realizó del 16 al 18 de mayo, con un llamamiento del cardenal Peter K.A. Turkson presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz para que se forme una red en los diversos continentes para trabajar en favor de la doctrina social de la Iglesia.

El congreso, organizado por el Pontificio Consejo Justicia y Paz en ocasión de los 50 años de la encíclica Mater et Magistra, reunió a casi 250 participantes provenientes de los más diversos países.

“Hay conciencia sobre estos temas --indicó su eminencia-- y fueron creados otras comisiones en la misma línea de Justicia y Paz”. Por ello invitó a los representantes de asociaciones, ong, institutos y a los presentes a intercambiarse su correo electrónico, a conectarse y a intercambiar experiencias.

“Todos vosotros aportáis vuestra experiencia a la doctrina social, enviad vuestros documentos de manera que seáis operadores. Os incito a rezar. Vosotros encontrareis retos. Vosotros sois instrumentos de evangelización social”.

El cardenal explico a ZENIT como un evento de este tipo “sobre todo nos refuerza los unos a los otros sabiendo que no se trabaja estando solos y que hay muchos más que están operando”.

Y precisó que se trata de “pequeñas iniciativas particulares que quizás no cambiarán al mundo en un día, pero son como pequeñas estrellas en el universo”. Y recodó el proverbio inglés que dice “en vez de maldecir las oscuridad es mejor encender una vela”.

Entonces prosiguió, “estas son tantas velas, iniciativas hechas en diversos lugares pero que de todos modos logran poco a poco a mejorar la vida de la gente”.

“Lo que nadie había pensado --añadió su eminencia—es que viendo que cada uno traía su “cesta de pan”, esto nos refuerza, nos da coraje y hace que uno aprenda del otro”.

Además “se demuestra que estas enseñanzas de la doctrina social son factibles, como la misma fe cristiana. Existen dificultades pero es factible”.

¿Es suficiente por lo tanto la doctrina social de la Iglesia? Para el purpurado las encíclicas traen más de un mensaje: “Hay tantos aspectos y problemáticas sociales. Por ejemplo nosotros hemos hecho de reciente un estudio sobre el nuevo orden económico mundial. Ésto no le interesará a la gente en un pueblo, pero hace parte también del mensaje de la doctrina social de la Iglesia. Hay por lo tanto quien piensa a asuntos políticos; quien a la economía; otro a la seguridad alimentaria. Uno piensa cómo darle trabajo a esta gente, por ejemplo en Zambia; otro a los cambios climáticos, y quien al sistema monetario”.

Además de la variedad de aplicaciones que nacen de la doctrina social de la Iglesia, el cardenal Turkson indicó: “Queremos que tantas cosas cambien y aquí en el congreso algunos aprendieron algo de los otros. Y el mayor cambio es que se parte desde aquí sabiendo que no estamos solos al hacer camino. Este es el gran mensaje que hemos podido dar a estos operadores de la doctrina social de la Iglesia: no soy solamente yo aquí quien enciende una vela, aunque no logre ver aquellas que están del otro lado del mundo”.

Publicado por mario.web @ 16:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios