Jueves, 06 de octubre de 2011
Okara (Pakistán) , 6 Oct. 11 (AICA)
Estampas religiosas

Estampas religiosas

"Hace unos días fui a imprimir unas imágenes y fotografías que muestran el rostro de Jesús y la Cruz. Después de ver las imágenes religiosas, los empleados de la imprenta se negaron a hacer el trabajo y me hablaron de su política de no imprimir este tipo de representaciones", relató a la agencia Fides el diácono de Okara, provincia del Punjab, Mushtaq Anjum, de la Orden de los Padres Camilos, quien agregó que en Pakistán continúan extendiéndose los prejuicios y la intolerancia hacia las personas que profesan otros credos y religiones que no sean musulmanes.

      "Esta situación exige a todos los cristianos a ser más valientes en medio de las dificultades para seguir a Cristo, y es también un desafío para la Iglesia de Pakistán para no ceder a la presión. El gobierno y las autoridades competentes deberían profundizar en la educación escolar y revisar el programa que alimenta la intolerancia hacia los cristianos y otras minorías", dijo a Fides el diácono, próximo a la ordenación sacerdotal, que se celebrará el 28 de octubre.

      Al hablar de la intolerancia religiosa y los prejuicios, el padre Francis Lazarus, pastor de Chak 6/4-L, en Okara, dijo que "este incidente refleja el creciente clima de intolerancia religiosa que reina en la sociedad pakistaní. Los cristianos de todo el país sufren cotidianamente este tipo de agonía y discriminación".

      Desde que Pakistán se convirtió en Estado independiente, es el hogar de varios grupos étnicos y personas pertenecientes a grupos religiosos, musulmanes, hindúes, cristianos, etc. En los últimos 30 años, la intolerancia religiosa se incrementó de forma dramática pese a los esfuerzos de la Iglesia Católica, otras confesiones religiosas y los líderes musulmanes.

      La gente honesta de buena voluntad, sigue trabajando por la paz y la armonía. Sin embargo, estos esfuerzos siguen siendo limitados. La mayoría de las veces, en situaciones críticas y difíciles, por miedo, estos líderes permanecer en silencio, perjudicando sus esfuerzos para la armonía religiosa. Los prejuicios no se limitan a los grupos fundamentalistas, sino que han penetrado en el tejido social. La gente, en algunos lugares comunes, los mercados o las aldeas, adoptaron un comportamiento y actitud radical de no aceptar a más personas con ideas y creencias religiosas diferentes a las suyas.+
 
AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente

Publicado por mario.web @ 21:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios