Jueves, 13 de octubre de 2011
La equidad: ¿cuestión de leyes y/o de responsabilidad social?
La equidad: ¿cuestión de leyes y/o de responsabilidad social?
Desde el principio de los tiempos, los seres vivos, la naturaleza, el mundo y el Universo entero hemos estado regidos por múltiples leyes, las que nos permiten vivir con un orden y con cierto grado de armonía y tranquilidad; siendo testigos que cuando estas leyes se rompen, se generan climas ó etapas de confrontación e incertidumbre.

El ser humano está propenso a cometer muchos errores y no sólo en el hecho de cumplir con lo establecido en las leyes, sino incluso cuando le toca a él dictar ó hacer cumplir las mismas.
Las relaciones humanas, los conflictos internos y externos, la tecnología que nos envuelve y se convierte en un arma de doble filo, el medio ambiente que nos grita con insistencia que es nuestra principal fuente de recursos y que necesita lo cuidemos, son sólo unos cuantos e importantes ejemplos de lo que acontece en la actualidad.Hoy se nos vende mucho la idea de que lo malo ya no es tan malo y que porque mucha gente lo hace está bien y no pasa nada.

Hay que reaccionar positivamente y no sólo guiarnos por las leyes, existen también en nuestro interior, principios y valores cómo la ética, la cultura, la honradez, las buenas costumbres, y un sin número de talentos, muchos de ellos aprendidos desde la cuna y que no debemos perder nunca de vista.

La Responsabilidad Social entendida en todo su maravilloso concepto; es decir, no sólo la que se preocupa por dar caridad al desprotegido, es realmente la que busca una armonía entre Padres e hijos, familiares, amigos, árboles y plantas, vecinos, su comunidad, en otras palabras, busca el BIEN COMÚN. Es lo mismo en la empresa, con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se persigue tener buenas relaciones entre accionistas y colaboradores, y viceversa, entre miembros de la empresa y proveedores, clientes, medio ambiente, sociedad, que todas estas relaciones sean justas y positivas para todos, nos referimos no sólo al aspecto económico y material, sino también al más importante, el SER HUMANO, la persona que se sienta a gusto, contento y realizado; es decir, que alcance la dignidad que todos merecemos. Estamos hablando entonces que existe RSE cuando se busca constante y perpetuamente el BIEN COMÚN.

Hoy mucha gente habla de EQUIDAD, igualdad, en definitiva más justicia, pero cómo lograrla? Cómo hacer que cada uno sea un actor fundamental en este proceso? San Alberto Hurtado de Chile nos decía que “la caridad empieza dónde termina la justicia¨ …y quizás por eso es que vemos muchos niños en las calles, gente muy muy pobre, que muchas veces estamos tan cerca de ellos pero al mismo tiempo tan lejos de su realidad.

Con las leyes y los diferentes sistemas sociales, económicos y políticos no hemos obtenido la EQUIDAD que tanto soñamos, por esto es que apostamos a que la Responsabilidad Social sea la alternativa más viable para conseguirla. Si el accionista tiene buenas relaciones con sus colaboradores, si dentro de la empresa se procura un clima de trabajo proactivo, a pesar de los problemas que surjan para la empresa (para todos los que la conforman), si el negocio con nuestros proveedores y clientes trae beneficios para todas las partes (ganar-ganar), si cuidamos el medio ambiente, si mantenemos una buena y fructífera relación con el gobierno, cumpliendo las normas y pidiendo su apoyo para que nuestra inversión crezca con estabilidad, si somos consecuentes con la enorme pobreza que nos rodea y trabajamos duro en lograr el desarrollo humano de los que más lo necesitan, tendremos una sociedad más justa, solidaria y EQUITATIVA y de “yapa” la empresa logrará una mayor productividad en su gestión y a su vez mejor y más gente para hacer negocios. Embarquémonos entonces, es una tarea del día a día, de esfuerzo, dedicación, perseverancia y sobretodo de corazón, pero que nos garantizará un mejor porvenir para todos.

Aquí en Guayaquil, en la Asociación Cristiana de Empresarios (ACE), www.aceecuador.org, ofrecemos un espacio para irnos desarrollando en el humanismo de la empresa y aplicarlo diariamente.

Estamos por arrancar la difusión del documento práctico de RSE elaborado por los miembros de UNIAPAC (Unión Internacional de Empresarios Cristianos) y que seguramente será una herramienta vital para que el empresario de hoy, dentro del turbulento ambiente de los negocios, vaya encontrando con principios y valores la EQUIDAD, tan necesaria para vivir mejor y contentos, contando siempre con la ayuda de Cristo.


Andrés Ballerino Moeller
Presidente ACE Guayaquil
[email protected]

Publicado por mario.web @ 12:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios