Jueves, 03 de noviembre de 2011

Esa es una de
las preguntas más difíciles en toda la teología. Dios es eterno, infinito,
omnisciente, omnipotente, etc. ¿Por qué nosotros como seres humanos (no
eternos, ni infinitos, ni omniscientes, ni omnipresentes, ni omnipotentes)
esperamos poder comprender plenamente los designios de Dios? El libro de Job
diserta sobre este asunto. Dios le permitió a Satanás hacer todo lo que él
quería a Job, excepto matarlo. ¿Cuál fue la reacción de Job? "He aquí,
aunque Él me matare, en Él esperaré" (Job 13:15). "Jehová dio, y Jehová
quitó; sea el nombre de Jehová bendito" (Job 1:21). Job no comprendía el por
qué Dios había permitido las cosas que le sucedían, pero él sabía que Dios
era bueno y por lo tanto continuó confiando en Él. Básicamente, esa debería
ser también nuestra reacción. Dios es bueno, justo, amoroso y misericordioso
Con frecuencia nos suceden cosas que simplemente no podemos comprender. Sin
embargo, en vez de dudar de la bondad de Dios, nuestra reacción debe ser de
confianza en Él. "Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu
propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus
veredas" (Proverbios 3:5-6). 

Tal vez una mejor pregunta sería, "¿Por qué le suceden cosas buenas a gente
mala?" Dios es santo (Isaías 6:3; Apocalipsis 4RollEyes Los seres humanos somos
pecadores (Romanos 3:23; 6:23). ¿Quieres saber cómo ve Dios a la humanidad?
"Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay
quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay
quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta
Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios. Su boca
está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar
sangre. Quebranto y desventura hay en sus caminos; y no conocieron camino de
paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos." (Romanos 3:10-18). Cada ser
humano en este planeta merece ser echado al infierno en este preciso momento
Cada segundo que seguimos vivos es solo por la gracia de Dios. Aún la más
terrible miseria que pudiéramos experimentar en este planeta, es
misericordia comparado con lo que merecemos, la condenación eterna en el
lago de fuego del infierno. 

"Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores,
Cristo murió por nosotros." (Romanos 5RollEyes. A pesar de la naturaleza malvada,
vil, y pecadora de la gente de este mundo, Dios aún nos ama. El nos amó lo
suficiente para sufrir Él mismo la pena de muerte que merecemos por nuestros
pecados (Romanos 6:23). Todo lo que tenemos que hacer es creer en Jesucristo
(Juan 3:16; Romanos 10Beso para ser perdonados y tener la vida eterna en el
cielo (Romanos 8invasor. Lo que merecemos es = el infierno. Lo que se nos da es
= vida eterna en el cielo si solo creemos. Se ha dicho que este mundo es el
único infierno que los creyentes experimentará n, y que este mundo es el
único cielo que los no creyentes experimentará n. La próxima vez que nos
hagamos la pregunta, "¿Por qué Dios permite que le sucedan cosas malas a la
gente buena"?, quizá deberíamos más bien preguntar, "¿Por qué Dios permite
que le sucedan cosas buenas a la gente mala?" 


Publicado por mario.web @ 1:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios