Viernes, 11 de noviembre de 2011
Belém do Pará (Brasil), 9 Nov. 11 (AICA)
Procesión en Belém do Pará (Brasil)

Procesión en Belém do Pará (Brasil)

Por segundo año consecutivo y a pedido de un grupo de jóvenes que forman parte de un movimiento llamado “Congregantes Marianos”, el padre Vagner Gomes de Souza, miembro de la congregación argentina Instituto del Verbo Encarnado (IVE), les predicó los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, y luego participó de la procesión más grande del mundo.

     Realizada en Belém do Pará (Brasil) desde hace más de dos siglos, el Cirio de Nazaré (así se conoce esta festividad) es la más grande procesión católica del Brasil y del mundo. Reúne anualmente a más de tres millones de personas por las calles de la capital del Estado brasileño de Pará, en un espectáculo grandioso en homenaje a Nuestra Señora de Nazaret, la Madre de Jesús.

     En el segundo domingo de octubre, la procesión sale de la Catedral de Belém y sigue hasta la plaza Santuario de Nazaré, en donde la imagen permanece expuesta para la veneración de los fieles durante 15 días. El recorrido es de 3,6 kilómetros que se transita en nueve horas y quince minutos, como ocurrió en 2004, que fue el Cirio más largo de la historia.

     En la procesión, la Berlinda, que es un pequeño coche que lleva la imagen de la Virgen de Nazaré, es seguida por los peregrinos de Belém, del interior del Estado, de varias regiones del país y hasta del exterior.

     Durante todo el recorrido los fieles hacen manifestaciones de fe, adornan las calles y casas en homenaje a la Virgen. Por su grandiosidad, el Cirio de Belém fue registrado, en septiembre de 2004, por el Instituto del Patrimonio histórico-artístico Nacional (Iphan), como Patrimonio Cultural de Naturaleza Inmaterial.

     Además de la procesión del domingo, el Cirio agrega varias otras manifestaciones de devoción, como el traslado de la imagen hacia la catedral la noche anterior acompañada por millones de jóvenes, una procesión fluvial y diversas otras peregrinaciones.
Este año el papa Benedicto XVI concedió indulgencia plenaria para los 15 días en los que la imagen queda expuesta para veneración de los fieles.

     El padre Gomes de Souza declaró que “es una experiencia extraordinaria lo que se vive en esta festividad. Millones de personas cantando, rezando, agradeciendo y pidiendo gracias especiales a la Santísima Virgen.+

 
AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente

Publicado por mario.web @ 19:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios