Viernes, 11 de noviembre de 2011
Lima (PerúGui?o, 11 Nov. 11 (AICA)
El Procurador anticorrupción, Julio Arbizu.

El Procurador anticorrupción, Julio Arbizu.

El Procurador anticorrupción, Julio Arbizu, debe disculparse por los ataques que profirió contra la Iglesia y el cardenal Juan Luis Cipriani y que fueron calificados de "intolerantes" por diversos representantes nacionales, dijo el padre Luis Gaspar, Juez del Tribunal Eclesiástico de Lima, según informó la agencia ACI Prensa.

     El sacerdote se refirió a los “tuits” que Arbizu publicó en la red social y que fueron difundidos por la prensa en ocasión de su reciente nombramiento. Mostrando su animadversión contra el arzobispo de Lima, el nuevo procurador escribió el 20 de agosto que "si existe el demonio, debe ser como (el cardenal) Cipriani".

     El 23 de septiembre, refiriéndose al diferendo que existe entre el Arzobispado de Lima y la Pontificia Universidad Católica del Perú, dijo que "La PUCP no puede pasar a ser un claustro oscurantista. Cipriani y la Iglesia son un lastre para una sociedad moderna, libre y plena".

     El padre Gaspar señaló que por estas afirmaciones, "sin duda se puede tratar de una persona desequilibrada. Si eso piensa una persona respecto a las creencias de otras personas, que son católicas, yo diría que son palabras de una persona con total crisis de corrupción espiritual".

     "Esto debe llevarlo a ofrecer una disculpa pública, pues lo dijo en las redes sociales, que es un medio público de comunicación. Si el señor Arbizu no se manifiesta ni se disculpa, muestra la actitud de una persona sin equilibrio", añadió en sus declaraciones difundidas por el diario Correo, donde también pidió disculparse al ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, que nombró al nuevo procurador.


Intolerante
     Las descalificaciones de Arbizu, que se extienden a periodistas y líderes políticos de oposición, fueron calificadas de "intolerantes".

     La congresista Marisol Pérez Tello, de la Alianza Por el Gran Cambio, dijo a la prensa que la conducta del funcionario revela "intolerancia absoluta y una ira visceral respecto de todo aquello que representa un pensamiento distinto al suyo", y que "no se puede poner a un temperamental a dirigir la Procuraduría del Estado".

     Pidió al gobierno de Ollanta Humala valorar si un posible funcionario tiene "el perfil adecuado", y dijo que Arbizu tiene que "aprender a callarse" porque "en sus apreciaciones no hay ninguna crítica constructiva, sino un berrinche del que cree que está en el anonimato, y eso, combinado con poder, es peligroso".

     Carlos Polo dijo también a ACI Prensa que Arbizu "puede pensar lo que quiera de quien quiera. Nosotros respetamos su derecho a la libertad de pensamiento aunque él no lo haga con nosotros".

     "Lo que no permitiremos es que use su cargo como plataforma política para calumniar impunemente o para realizar lobby en favor de cualquier tema porque es un funcionario público".

     "El Presidente Humala habló de limpiar el Estado de la corrupción y de los sinvergüenzas que no trabajan. Lo felicitaremos si cumple su palabra", finalizó.


No callar ante los ataques a la Iglesia en el Perú
     Diana Seminario, periodista de El Comercio, exhortó a los católicos a no quedarse callados y defender a la Iglesia y sus autoridades ante los ataques que reciben últimamente de la Universidad Católica del Perú (PUCP) y de funcionarios del Estado.

     "El Perú es un país mayoritariamente católico y respetuoso de las otras confesiones. Según el último censo de población, de 28.220.764 habitantes, 16.960.443 son católicos, es decir el 81,3%. Los cristianos evangélicos representan el 12,5% de la población, otras religiones 3,3% y quienes no tienen ninguna creencia religiosa el 2,9%. Las cifras lo dicen, por lo tanto no es una cuestión de percepción", afirmó en un artículo publicado recientemente en El Comercio.

     "Sin embargo –advirtió-, aquí como en muchas partes del mundo la minoría se hace escuchar más que la mayoría, pues en las últimas semanas hemos sido testigos de un cargamontón contra la Iglesia Católica y contra todo aquello que la representa, lo que sin duda configura un atentado contra ese alto porcentaje de peruanos que se confiesa católico".

     Señaló que los ataques tomaron mayor fuerza a raíz de la controversia entre la PUCP y la Iglesia, representada por el Arzobispado de Lima. "Desde entonces, los agravios hacia el catolicismo y el primado de la Iglesia en el Perú (cardenal Juan Luis Cipriani), no han tenido tregua".

     Seminario recordó que el conflicto se debe a la decisión de este centro de estudios de no acatar el llamado del Vaticano a adecuar sus estatutos a la constitución Ex Corde Ecclesiae, que rige las universidades católicas.

     "Desde entonces, la estrategia fue desacreditar al arzobispo, cuando el conflicto de fondo es con el Vaticano. El arzobispo es temporal y la Iglesia tiene más de 2.000 años de vigencia", indicó.

     Advirtió que al "cargamontón" se sumó el nuevo procurador anticorrupción Julio Arbizu, que antes de su nombramiento afirmó en las redes sociales que "la PUCP no puede pasar a ser un claustro oscurantista. Cipriani y la Iglesia son un lastre para una sociedad moderna, libre y plena".

     "Arbizu tiene toda la libertad para expresarse, pero es lamentable que un ciudadano, designado supuestamente por sus méritos y logros, ofenda de esta manera a una institución que alberga a la mayoría de peruanos", señaló Seminario.

     La periodista recordó que "Arbizu forma ahora parte de un gobierno que debe ser respetuoso y tolerante con los diferentes credos que conviven con armonía en nuestro país".

     Por ello, alentó a los católicos a pronunciarse ante estos ataques, porque "si no decimos algo ahora, luego no nos quejemos cómo personas desde el Estado y escudándose en el término 'a título personal' puedan agraviar e insultar a diferentes personas e instituciones".+

 
AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente

Publicado por mario.web @ 23:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios