S?bado, 12 de noviembre de 2011
Y Dios es bueno. Dios no es un ser sublime y alejado, al cual nunca se puede llegar. Se halla totalmente próximo, al alcance de la voz, y se le puede alcanzar siempre
 
Un hombre que habla de amor: Joseph Ratzinger
Un hombre que habla de amor: Joseph Ratzinger
El Amor

“Únicamente podemos ver a Jesús con el corazón. Solamente el amor nos deja ver y nos hace puros. ”

“La violencia no puede ser en efecto un instrumento del amor, así como tampoco la indiferencia. El amor, no debe tener miedo. La parábola nos enseña que no son las grandes teorías las que salvan el mundo, sino más bien, el coraje hacia los vecinos, la humildad de seguir la voz del corazón, que es la voz de Dios ”.

“Dios viene si armas porque no quiere conquistar desde fuera, sino ganar desde dentro, transformar desde el interior ”.

“Y Dios es bueno. Dios no es un ser sublime y alejado, al cual nunca se puede llegar. Se halla totalmente próximo, al alcance de la voz, y se le puede alcanzar siempre. Él tiene tiempo para mí, tanto tiempo que hubo de yacer en un portal y que permanece siempre como hombre ”.

“El precio de la justicia es el sufrimiento en este mundo: él, el verdadero rey, no reina por medio de la violencia, sino a través del amor que sufre por nosotros y con nosotros ”.

“El amor hay que entenderlo como pasión. Sólo cuando se está dispuesto a soportarlo como pasión, aceptándose siempre de nuevo el uno al otro, madurará para toda la vida. ”

“Libertad significa aceptar por propia voluntad las posibilidades de mi existencia… La libertad solo encuentra su espacio creativo en el bien. El amor es creativo, la verdad es creativa” (Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger, pág. 89).

“El amor humano contiene siempre una pretensión de eternidad” (Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger, pág. 172).

“El rasgo esencial de la persona es realmente parecerse a Dios, ser una persona que ama; la humanidad y cada uno de nosotros sólo puede existir si existe el amor y enseña el camino del amor. ”

“Yo no cumplo mi misión como amante hasta que no me convierto en el puedo ser. Hasta que doy todo lo que puedo dar ”.

“El amor es una exigencia que no me deja intacto. En él no puedo limitarme a seguir siendo yo a secas, sino que he de perderme una y otra vez al ser desbastado, al ser herido. Y precisamente esta herida saca a relucir mis mejores posibilidades y forma parte de la grandeza, del poder curativo del amor ”.

“El amor no hay que aprenderlo como se aprende, por ejemplo a tocar el piano o a manejar un ordenador… hay que coaprenderlo siempre… de una persona ejemplar, de unos padres, de un encuentro, de una amistad… Lo importante es no buscarse a sí mismo por encima de todo, sino experimentar el camino de darse y, en consecuencia, el del correcto recibir. ”


La Belleza

«Para que hoy la fe pueda crecer tenemos que llevar nosotros mismos a los hombres y mujeres con que nos cruzamos a entrar en contacto con la belleza». RÍMINI, 21 agosto 2002

«Quien cree en el Dios que se manifestó precisamente en las semblanzas de Cristo crucificado como "amor hasta el final" sabe que la belleza es verdad y que la verdad es belleza, pero en el Cristo que sufre aprende también que la belleza de la verdad comprende la ofensa, el dolor, y el oscuro misterio de la muerte». RÍMINI, 21 agosto 2002

«Pero precisamente en este rostro tan desfigurado (Sábana Santa) aparece la auténtica belleza: la belleza del amor que llega "hasta el final" y que se revela más fuerte que la mentira y la violencia».«Tenemos que aprender a verlo, si somos golpeados por el dardo de su paradójica belleza, entonces le conoceremos verdaderamente». RÍMINI, 21 agosto 2002


La Santidad

“Ser santo no comporta ser superior a los demás; por el contrario, el santo puede ser muy débil, y contar con numerosos errores en su vida. La santidad es el contacto profundo con Dios: es hacerse amigo de Dios, dejar obrar al Otro, el Único que puede hacer realmente que este mundo sea bueno y feliz ”.

“Si hemos descubierto el Amor, si hemos descubierto el rostro de Dios, tenemos el deber de contarlo a los demás. No puedo mantener sólo para mí una cosa grande, un amor grande, debo comunicar la Verdad ”


La Salvación

“En una ocasión le pregunté al cardenal Ratzinger cuántos caminos puede haber para llegar a Dios. Yo ignoraba cuál podría ser su respuesta. Podía contestar que pocos o muchos. El Cardenal no necesitó mucho tiempo para responderme: “tantos como hombres”.

Bibliografía
Meditaciones del Via Crucis del Viernes Santo 2005", 24.III.05
Discurso Inauguración Escuela Teología en su visita a Chile 1988
Joseph Ratzinger Homilía de Navidad “El buey y el asno junto al pesebre”
Joseph Ratzinger Homilía de Navidad “El buey y el asno junto al pesebre”
Meditaciones del Via Crucis del Viernes Santo 2005", 24.III.05
“Dios y el mundo” Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger. Editorial Círculo de lectores. Pág.79
“Dios y el mundo” Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger. Editorial Círculo de lectores Pág. 176.
“Dios y el mundo”. Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger. Círculo de lectores. Pág 177.
“Dios y el mundo” Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger. Editorial Círculo de lectores. Pág.79
“Dios y el mundo”. Entrevista de Peter Seewald con el Cardenal Ratzinger. Círculo de lectores. Pág 178
L"Osservatore Romano, 6 octubre 2002
Joseph Ratzinger, "El hombre necesita a Cristo porque tiene deseo del infinito", Zenit, 16.XII.03
Meter Seewald, Munich, 15 de agosto de 1996. Prólogo “La sal de la tierra”

Publicado por mario.web @ 23:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios