Martes, 20 de diciembre de 2011

Superstición ( < super-stare: "estar sobre"); es la creencia, no
fundamentada, o asentada de forma irracional en el hombre, de que
ciertas acciones voluntarias (como rezos, ensalmos, conjuros,
hechizos, maldiciones u otros rituales), o involuntarias (como la
caída de sal al suelo o la llegada de un martes 13), pueden alterar el
destino o la suerte de una persona. Se incluyen entre las
supersticiones la adivinación y sus distintas disciplinas (astrología,
quiromancia, cartomancia o tarot, geomancia o feng-shui, espiritismo
etc.) y el curanderismo.

Santo Tomas de Aquino decia: "Toda creencia sobrenatural ajena al
cristianismo es superstición. La supertición es una forma de relación
con el demonio." Esto dice el Catecismo de la Iglesia Católica, 2111:
Superstición es la desviación del sentimiento y del culto religioso
que debemos al verdadero Dios. Conduce a la idolatría y a distintas
formas de adivinación y de magia.


Atribuirle a prácticas legítimas un valor erróneo. Muchas veces
atribuyendo valor a los sacramentales y oraciones, confiando en la
materialidad del acto sin la necesaria disposición interior. Nuestra
cultura está llena de supersticiones. Ej.: la "maldición del #13, de
los gatos negros, de pasar bajo una escalera, etc.. Todo eso demuestra
una mente dominada por miedos irrazonables y una falta de conocimiento
de la fe. Hay fiestas que reúnen un conjunto de supersticiones, por
ejemplo, Halloween.


También es superstición el mal uso de un objeto religioso, cuando, en
vez de valorarlo por lo que representa, se le atribuye un poder
intrínseco. Es supersticioso, por ejemplo, quién lleva un escapulario
pero no guarda en su corazón fidelidad a la Virgen Santísima sino que
se entrega al pecado pensando que tan solo por llevarlo se salvará.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, la superstición es un
pecado contra el Primer Mandamiento Bendiciones+


De: Nelson Luis Román Santiago


Publicado por mario.web @ 19:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios