Domingo, 27 de marzo de 2016

 ¿Tengo peticiones que no han sido respondidas o no han sido 

respondidas adecuadamente?

¿Creo yo que es porque a Jesús no le interesa?

¿He sido lastimado y me han roto el corazón, sin recibir de 

Él sanción y esperanza?

¿Ha hecho muy poco Jesús para hacerme feliz?

¿Siento que la razón por la cual he sido tratado injustamente es porque Jesús ama a alguien más de lo que me ama a mí?

¿Ha hecho poco Jesús por hacerme feliz?

¿Siento que la razón por la que he sido tratado de manera injusta, es porque Jesús quiere más a alguien que a mí?

 

Seamos honestos. De vez en cuando, todos somos víctimas de la suposición errónea que la vida no es como "debería ser" a causa de Dios: Él es mezquino o indiferente o distante. Tal vez no siempre seamos conscientes de eso, pero ahí está, bajo la superficie, afectando nuestros comportamientos y nuestro nivel de fe.

 

 

La llave para salir de esta prisión auto impuesta, es meditar en lo que Jesús hizo por nosotros aquel Viernes Santo. Ya que estaba deseoso de hacerlo por nosotros, ¿no estará deseoso, también, de hacer todo lo necesario para nuestro bien?

 

Todo lo demás es fácil para Él en comparación a la cruz, ¡la que sufrió por tu bien!

Toma personalmente todo lo que Él pasó:

Por ti sufrió abusos.

Por ti soportó el ridículo y la tortura.

Por ti aceptó una muerte insoportablemente dolorosa.

¡Por supuesto que se preocupa por ti!

Por supuesto que Él quiere proveerte y darte todo lo que necesitas, desde las bendiciones más pequeñas hasta la más grande sanación (que es la sanación de tu alma).

 

Al asistir a los servicios del Viernes Santo en la iglesia y al escuchar la Pasión de Cristo mientras miramos la cruz, podremos recordar -- y dejemos que el mismo Jesús nos lo recuerde -- ¡que realmente le importamos, y de gran manera!

 

De hecho, Él se preocupa tanto por ti que rechaza tomar atajos, medidas a medias, o conformarse con menos. Su estrategia consiste en satisfacer todas tus necesidades (aun aquellas de las que no estás consciente) y resolver todos tus problemas al poner en práctica el mejor plan para ti, aunque tú no lo entiendas al principio.

de reflexiones para el alma


Publicado por mario.web @ 13:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios