Viernes, 09 de enero de 2009

VATICANO, 08 Ene. 09 (ACI).-Esta mañana, en la Sala Regia del Palacio Apostólico Vaticano, al dirigir su acostumbrado discurso anual al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, el Papa Benedicto XVI destacó que "la pobreza se combate si la humanidad se vuelve más fraterna".

El Papa indicó, recordando su reciente mensaje para la Jornada Mundial de la Paz celebrada el pasado 1 de enero, que esta tarea debe realizarse "compartiendo los valores y las ideas, fundados en la dignidad de la persona, en la libertad vinculada a la responsabilidad, en el reconocimiento efectivo del puesto de Dios en la vida del hombre" y precisó que "los seres humanos más pobres son los niños no nacidos".

Tras recordar a "otros pobres, como los enfermos y las personas ancianas abandonadas, las familias divididas y sin puntos de referencia", el Papa se refirió a quienes han sufrido en distintos lugares del mundo como "Vietnam, Birmania, China y Filipinas, en América central y el Caribe, en Colombia y en Brasil" a causa de desastres naturales o causa de ataques terroristas como en "Afganistán, India, Pakistán y Argelia" y alentó a redoblar esfuerzos para lograr la paz.

Luego de señalar que para alcanzar la paz "hay que dar nuevamente esperanza a los pobres", Benedicto XVI recordó a las "tantas personas y familias afectadas por las dificultades y las incertidumbres que la actual crisis financiera y económica ha provocado a escala mundial", así como "la crisis alimenticia y el calentamiento climático, que dificultan todavía más el acceso a los alimentos y al agua a los habitantes de las regiones más pobres del planeta".

"Desde ahora es urgente adoptar una estrategia eficaz para combatir el hambre y favorecer el desarrollo agrícola local, más aún cuando el porcentaje de pobres aumenta incluso en los países ricos. Yendo más al fondo de la cuestión, para resanar la economía, es necesario crear una nueva confianza. Este objetivo sólo se podrá alcanzar a través de una ética fundada en la dignidad innata de la persona humana. Sé bien que esto es exigente, pero no es una utopía. Hoy más que nunca, nuestro porvenir está en juego, al igual que el destino de nuestro planeta y sus habitantes, en primer lugar de las generaciones jóvenes que heredan un sistema económico y un tejido social duramente cuestionado".

Benedicto XVI se refirió luego a sus viajes apostólicos del año pasado. Al comentar su visita a la sede de la ONU precisó que los derechos humanos están basados "en la dignidad de la persona humana, y ésta a su vez en la naturaleza común a todos que trasciende las diversas culturas" y explicó que en Lourdes, Francia, alentó al respeto y la fraternidad auténticas, así como la existencia de una "sociedad sanamente laica" que "no ignora la dimensión espiritual y sus valores, porque la religión, y me pareció útil repetirlo durante mi viaje pastoral a Francia, no es un obstáculo, sino más bien al contrario un fundamento sólido para la construcción de una sociedad más justa y libre".

Luego de recordar cómo los cristianos son perseguidos en algunos lugares del mundo, el Papa reiteró que "el cristianismo es una religión de libertad y de paz y está al servicio del auténtico bien de la humanidad" y pidió "incesantemente a las autoridades civiles y políticas que traten con energía de poner fin a la intolerancia y a las vejaciones contra los cristianos, que intervengan para reparar los daños causados, en particular en los lugares de culto y en las propiedades; que alienten por todos los medios el justo respeto hacia todas las religiones, proscribiendo todas las formas de odio y de desprecio. Espero también que en el mundo occidental no se cultiven prejuicios u hostilidades contra los cristianos, simplemente porque, sobre ciertas cuestiones, su voz fastidia".

Diálogo para lograr la paz

Refiriéndose al conflicto actual entre israelíes y palestinos, el Santo Padre reiteró que "la opción militar no es una solución y la violencia, venga de donde venga y bajo cualquier forma que adopte, ha de ser firmemente condenada. Deseo que, con el compromiso determinante de la comunidad internacional, la tregua en la franja de Gaza vuelva a estar vigente, ya que es indispensable para volver aceptables las condiciones de vida de la población, y que sean relanzadas las negociaciones de paz renunciando al odio, a la provocación y al uso de las armas".

El Papa dijo luego que es necesario "sostener con convencimiento el diálogo entre Israel y Siria y, en el Líbano, apoyar la consolidación en curso de las instituciones, que será tanto más eficaz si se lleva a cabo en un espíritu de unidad. A los iraquíes, que se preparan para retomar totalmente en su mano su propio destino, dirijo una particular palabra de ánimo para pasar página y mirar al futuro con el fin de construirlo sin discriminaciones de raza, de etnia o religión. Por lo que concierne a Irán, no debe dejarse de buscar una solución negociada a la controversia sobre el programa nuclear, a través de un mecanismo que permita satisfacer las exigencias legítimas del país y de la comunidad internacional. Dicho resultado favorecerá en gran medida la distensión regional y mundial".

Tras animar a la búsqueda de la paz también en Asia, en donde la Iglesia "no pide privilegios, sino la aplicación del principio de libertad religiosa en toda su extensión. En este contexto, es importante que, en Asia central, las legislaciones sobre las comunidades religiosas garanticen el pleno ejercicio de este derecho fundamental, en el respeto de las normas internacionales".

Benedicto XVI también hizo votos para que los distintos conflictos en África se solucionen, concretamente la situación que involucra a Somalia, el Congo y Zimbabwe; y que se mantengan los compromisos "suscritos en el Acuerdo de cese el fuego del pasado mes de agosto, concluido gracias a los esfuerzos diplomáticos de la Unión Europea , y que el regreso de los desplazados a sus hogares sea posible cuanto antes" en la región de Georgia.

Tags: pobreza, humanidad, fraterna, Papa, Benedicto XVI, Vaticano

Publicado por mario.web @ 18:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios