S?bado, 16 de enero de 2010
Yo te llevo en mis manos de Padre
Cuando vivas el abandono, recuerda siempre que Dios es Padre, pero no dejes de pensar que es Dios, el Dios misterio de fe, misterio de vida.
 
Recuerdo como me impresiono leer el testimonio de un monje cartujo que despues de cerca de sesenta anos de vida monastica manifestaba que los habia vivido en el mas silencioso abandono por parte de Dios.
 
Podemos tambien leer en los escrito autobiograficos de Teresa del Nino Jesus la clara certificacion de este misterio de fe: "En los alegres dias de Pascua Jesus me hizo comprender que hay almas que no tienen fe, que por los abusos de la gracia han perdido este hermoso tesoro, fuente de la unica alegria pura y verdadera. El permitio que mi alma fuese invadida por las tinieblas mas espesas y que el pensamiento del cielo, tan dulce para mi, se convirtiera en objeto de lucha y de tormento. Esta prueba duro, no solo algunos dias, o algunas horas, o algunas semanas, sino que se extiende hasta la hora que Dios tiene designada, y esta hora no ha llegado todavia.
 
Quisiera poder expresar lo que siento, pero creo que es imposible. Se ha de haber viajado bajo un tunel sombrio para comprender lo que es la oscuridad. La aridez mas absoluta y el abandono fueron mi patrimonio. Jesus, como siempre, continuaba dormido en mi barca. Puede ser que no despierte hasta mi gran retiro de la eternidad. Pero esto, en lugar de entristecerme, me causa un grandisimo consuelo". Hasta aqui las palabras de Teresa de Lisieux.
 
Piensa, hermano, que el abandono tiene sus dimensiones de ternura inigualable por parte de Dios, pero tiene tambien sus exigencias de fe y de prueba. Tu, que has decidido buscar a Dios; tu, que quieres consagrar tu vida al Senor, has de aceptar por amor y por fidelidad esta dimension de cruz del abandono. Porque el abandono es creer en el amor, dejarse llevar por el amor, hacerlo todo por amor. Y este amor ha de tener siempre forma de cruz.
 
Con una mano, la de la fe y de la oracion, alcanzas a Dios. Con la otra sirves con amor a los hermanos.
 
Abandonarse en Dios te exigira aceptar vivir a la intemperie, a no tener nada definitivo, a morir a todo lo que sea comodidad o instalacion espiritual.
 
Dice Jesus: "Las raposas tienen cuevas, los pajaros nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar su cabeza". Por ello, comprenderas que el abandono es una constante invitacion a vivir la pobreza de alma y el camino de la infancia espiritual.
 
Abandonarte consiste en una disposicion del corazon que te hace humilde y pequeno en los brazos de Dios, consciente de tu debilidad y confiado, con audacia, en la bondad amorosa del Padre.
 
El proceso espiritual de tu abandono sera un camino de humildad y de pequenez que te hara cada dia mas dependiente del Padre, mas gozosamente en sus manos, mas en su amor.
 
Dice Teresa del Nino Jesus " Ser pequeno es reconocer la propia nada, esperarlo todo de Dios como un nino lo espera todo de su Padre.
No inquietarse por nada, no pretender nada", como dice tambien el salmo 131.
 
Deseo recordarte unas hermosas palabras de Unamuno que expresan una suplica que puedes hacer tambien tu:
 
Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los ninos;
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta
achicame, por piedad.
Vuelveme a la edad aquella
en que vivir era sonar.
El abandono se concreta, finalmente, en adoracion Una adoracion silenciosa y constante del Padre en union con Jesus, el que adora en espiritu y verdad.
 
Y vivelo todo, las pequenas y las grandes cosas, como un gesto constante y continuado de adoracion abandonada en amor.
 
Quiero compartir contigo, para sugerir tu oracion personal, estas tres breves meditaciones con las que me obsequiaron unos amigos ermitanos y que hace tiempo vienen haciendo mucho bien. Escucha.
 
Abrete al amor.
Deja que te empape, te embeba y te envuelva como a la esponja el mar.
Mas que amarme a mi deja que yo te ame a ti.
Yo soy el Amor.
No pienses nada.
No quieras sentir nada, recibir nada, disponer nada.
Solo goza el amor.
Yo te llevo en mis brazos de Padre.
No temas.
Dejate llevar.
Fiate de mi amor.
Vuela sin miedo.
Rie, canta, ama, goza.
 
Yo soy el amor y me doy a ti, y me dare siempre, aunque tu me rehuyas, me rechaces, me desprecies.
 
Mi amor es eterno, infinito. Nada puede impedir mi amor. Ni tu mismo.
 
Aunque no quieras te llenare de mi amor.
Seras mio y yo tuyo.
Seras en mi, y yo vivire en ti.
Como el hierro y el fuego, ¿quien es capaz de decir que es hierro y que es fuego cuando estan en el crisol?.
 
No pienses mas en ti.
No te examines, no planifiques, no programes, ni siquiera para amarme mas.
Tu solo ama y deja que te lleve yo.
 
Te formare como el escultor hace la escultura.
Te pintare como el pintor pinta su tela.
Dejate modelar.
Dejate pintar.
Como la estatua, golpe a golpe.
Como la tela, pincelada a pincelada.
 
No importa que es lo que quiero hacer de tu barro.
Fiate de mi.
Soy el artista.
Si eres obra mia, seras obra de arte.
 
No te preocupe ser grande o pequeno. El tamano no cuenta. Vale mas una nota o un boceto de un gran maestro que una tela monumental de un artista vulgar.. Tu seras obra mia, obra de Dios-Amor. Seras, por tanto, obra del Amor para el amor.
 
Que sea esta tu gran ilusion: dejate amar por el amor.
 
No pienses nada. No quieras sentir nada, recibir nada, planificar nada, disponer nada. Solo debes buscar estar siempre atento al amor. Fiate de mi amor..
 
No pienses nada. No quieras sentir nada, recibir nada, planificar nada, disponer nada. Solo debes buscar estar siempre atento al amor. Fiate de mi amor..
 
Deja que yo haga mi obra en ti.
Dejate modelar,
Dejate pintar.
Dejame reproducir en ti mi imagen.
Seras en mi y yo en ti.
 
Rie, ama, canta, goza. Vuela sin miedo.
 
Dejate pintar, pero manten la tela siempre nitida, blanca, sin nada, despojada de todo.
 
No pienses nada.
No te inquietes por nada.
No temas.
 
Dejate pintar.
Se docil.
Fiate de mi amor y yo reproducire en ti mi imagen.
Poco a poco.
 
Yo pondre color en tu vida. La llenare de luz.
Tu esta atento.
Se sensible a cada gesto de mi amor, pues cada uno de ellos tendra un color diferente.
Rie, canta, ama, goza sin miedo.
No pienses nada.
No quieras nada.
Fiate de mi.
Se muy transparente, muy claro y muy sencillo de alma.
Asi podre reproducir en ti, sin obstaculos, mi imagen, pincelada a pincelada..
Ten un alma pobre.
Cada pincelada es distinta: tiene su intensidad, su forma y su color.
 
Cada pincelada la doy con amor.
Recibela tu como un beso, aunque sea una sombra.
Es una pincelada de mi amor que doy con toda la ilusion del artista que va creando su obra maestra.
Dejate que me muestre en el fondo de las criaturas.
Todas son mi reflejo, reflejo de mi luz, de mi fuerza y de mi bondad.
En mi lo tienes todo.
No pienses nada.
No busques nada.
Tu ama y goza, goza sin fin.
Dejate llevar.
Vive en mi amor.
Si. Esto es el cielo.
El cielo soy yo: el Amor, y estoy en ti.
 
Se feliz en todo, en tu vida, en tu cruz, en tu esperanza, en todo estoy yo.
Abre tu vida al Amor.
Cuando vivas el abandono, recuerda siempre que Dios es Padre, pero no dejes de pensar que es Dios, el Dios misterio de fe, misterio de vida.
 
Recuerdo como me impresiono leer el testimonio de un monje cartujo que despues de cerca de sesenta anos de vida monastica manifestaba que los habia vivido en el mas silencioso abandono por parte de Dios.
 
Podemos tambien leer en los escrito autobiograficos de Teresa del Nino Jesus la clara certificacion de este misterio de fe: "En los alegres dias de Pascua Jesus me hizo comprender que hay almas que no tienen fe, que por los abusos de la gracia han perdido este hermoso tesoro, fuente de la unica alegria pura y verdadera. El permitio que mi alma fuese invadida por las tinieblas mas espesas y que el pensamiento del cielo, tan dulce para mi, se convirtiera en objeto de lucha y de tormento. Esta prueba duro, no solo algunos dias, o algunas horas, o algunas semanas, sino que se extiende hasta la hora que Dios tiene designada, y esta hora no ha llegado todavia.
 
Quisiera poder expresar lo que siento, pero creo que es imposible. Se ha de haber viajado bajo un tunel sombrio para comprender lo que es la oscuridad. La aridez mas absoluta y el abandono fueron mi patrimonio. Jesus, como siempre, continuaba dormido en mi barca. Puede ser que no despierte hasta mi gran retiro de la eternidad. Pero esto, en lugar de entristecerme, me causa un grandisimo consuelo". Hasta aqui las palabras de Teresa de Lisieux.
 
Piensa, hermano, que el abandono tiene sus dimensiones de ternura inigualable por parte de Dios, pero tiene tambien sus exigencias de fe y de prueba. Tu, que has decidido buscar a Dios; tu, que quieres consagrar tu vida al Senor, has de aceptar por amor y por fidelidad esta dimension de cruz del abandono. Porque el abandono es creer en el amor, dejarse llevar por el amor, hacerlo todo por amor. Y este amor ha de tener siempre forma de cruz.
 
Con una mano, la de la fe y de la oracion, alcanzas a Dios. Con la otra sirves con amor a los hermanos.
 
Abandonarse en Dios te exigira aceptar vivir a la intemperie, a no tener nada definitivo, a morir a todo lo que sea comodidad o instalacion espiritual.
 
Dice Jesus: "Las raposas tienen cuevas, los pajaros nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar su cabeza". Por ello, comprenderas que el abandono es una constante invitacion a vivir la pobreza de alma y el camino de la infancia espiritual.
 
Abandonarte consiste en una disposicion del corazon que te hace humilde y pequeno en los brazos de Dios, consciente de tu debilidad y confiado, con audacia, en la bondad amorosa del Padre.
 
El proceso espiritual de tu abandono sera un camino de humildad y de pequenez que te hara cada dia mas dependiente del Padre, mas gozosamente en sus manos, mas en su amor.
 
Dice Teresa del Nino Jesus " Ser pequeno es reconocer la propia nada, esperarlo todo de Dios como un nino lo espera todo de su Padre.
No inquietarse por nada, no pretender nada", como dice tambien el salmo 131.
 
Deseo recordarte unas hermosas palabras de Unamuno que expresan una suplica que puedes hacer tambien tu:
 
Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los ninos;
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta
achicame, por piedad.
Vuelveme a la edad aquella
en que vivir era sonar.
El abandono se concreta, finalmente, en adoracion Una adoracion silenciosa y constante del Padre en union con Jesus, el que adora en espiritu y verdad.
 
Y vivelo todo, las pequenas y las grandes cosas, como un gesto constante y continuado de adoracion abandonada en amor.
 
Quiero compartir contigo, para sugerir tu oracion personal, estas tres breves meditaciones con las que me obsequiaron unos amigos ermitanos y que hace tiempo vienen haciendo mucho bien. Escucha.
 
Abrete al amor.
Deja que te empape, te embeba y te envuelva como a la esponja el mar.
Mas que amarme a mi deja que yo te ame a ti.
Yo soy el Amor.
No pienses nada.
No quieras sentir nada, recibir nada, disponer nada.
Solo goza el amor.
Yo te llevo en mis brazos de Padre.
No temas.
Dejate llevar.
Fiate de mi amor.
Vuela sin miedo.
Rie, canta, ama, goza.
 
Yo soy el amor y me doy a ti, y me dare siempre, aunque tu me rehuyas, me rechaces, me desprecies.
 
Mi amor es eterno, infinito. Nada puede impedir mi amor. Ni tu mismo.
 
Aunque no quieras te llenare de mi amor.
Seras mio y yo tuyo.
Seras en mi, y yo vivire en ti.
Como el hierro y el fuego, ¿quien es capaz de decir que es hierro y que es fuego cuando estan en el crisol?.
 
No pienses mas en ti.
No te examines, no planifiques, no programes, ni siquiera para amarme mas.
Tu solo ama y deja que te lleve yo.
 
Te formare como el escultor hace la escultura.
Te pintare como el pintor pinta su tela.
Dejate modelar.
Dejate pintar.
Como la estatua, golpe a golpe.
Como la tela, pincelada a pincelada.
 
No importa que es lo que quiero hacer de tu barro.
Fiate de mi.
Soy el artista.
Si eres obra mia, seras obra de arte.
 
No te preocupe ser grande o pequeno. El tamano no cuenta. Vale mas una nota o un boceto de un gran maestro que una tela monumental de un artista vulgar.. Tu seras obra mia, obra de Dios-Amor. Seras, por tanto, obra del Amor para el amor.
 
Que sea esta tu gran ilusion: dejate amar por el amor.
 
No pienses nada. No quieras sentir nada, recibir nada, planificar nada, disponer nada. Solo debes buscar estar siempre atento al amor. Fiate de mi amor..
 
No pienses nada. No quieras sentir nada, recibir nada, planificar nada, disponer nada. Solo debes buscar estar siempre atento al amor. Fiate de mi amor..
 
Deja que yo haga mi obra en ti.
Dejate modelar,
Dejate pintar.
Dejame reproducir en ti mi imagen.
Seras en mi y yo en ti.
 
Rie, ama, canta, goza. Vuela sin miedo.
 
Dejate pintar, pero manten la tela siempre nitida, blanca, sin nada, despojada de todo.
 
No pienses nada.
No te inquietes por nada.
No temas.
 
Dejate pintar.
Se docil.
Fiate de mi amor y yo reproducire en ti mi imagen.
Poco a poco.
 
Yo pondre color en tu vida. La llenare de luz.
Tu esta atento.
Se sensible a cada gesto de mi amor, pues cada uno de ellos tendra un color diferente.
Rie, canta, ama, goza sin miedo.
No pienses nada.
No quieras nada.
Fiate de mi.
Se muy transparente, muy claro y muy sencillo de alma.
Asi podre reproducir en ti, sin obstaculos, mi imagen, pincelada a pincelada..
Ten un alma pobre.
Cada pincelada es distinta: tiene su intensidad, su forma y su color.
 
Cada pincelada la doy con amor.
Recibela tu como un beso, aunque sea una sombra.
Es una pincelada de mi amor que doy con toda la ilusion del artista que va creando su obra maestra.
Dejate que me muestre en el fondo de las criaturas.
Todas son mi reflejo, reflejo de mi luz, de mi fuerza y de mi bondad.
En mi lo tienes todo.
No pienses nada.
No busques nada.
Tu ama y goza, goza sin fin.
Dejate llevar.
Vive en mi amor.
Si. Esto es el cielo.
El cielo soy yo: el Amor, y estoy en ti.
 
Se feliz en todo, en tu vida, en tu cruz, en tu esperanza, en todo estoy yo.
Abre tu vida al Amor.

Tags: manos, padre

Publicado por mario.web @ 2:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios