S?bado, 16 de enero de 2010


Una paloma ya no aguantó la curiosidad de saber qué era un
pantano.
Aquella tarde aterrizó en medio de un extenso pantano... de un color
muy oscuro. Sus alas y blancas plumas quedaron enlodadas y
completamente sucias.

Un sapo la vio y en un tono burlón y complacido le dijo:
- Comadre, veo que tú también caes en el lodo.

Y la paloma le respondió:
- Pero yo no me quedo aquí como tú... ¡y se remontó al
cielo!.

"El justo se levanta, aunque caiga siete veces; los impíos, se
pierden en el mal" (Proverbios 24:16).

Tags: hundirse, levantarse

Publicado por mario.web @ 2:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios