Mi?rcoles, 03 de febrero de 2010


La paciencia es una virtud que merece nuestra mayor atención. ¿Cuantas veces has retado la sabiduría de Dios al pensar "¿Porque eso es así?" o "¿Porque aquel / aquella y no yo?", solo para darte cuenta mas adelante en tu camino que lo que Dios sabia lo que permitía? ¡Muchísimas! La impaciencia es una treta del enemigo para minar nuestra confianza en Papa Dios. Una vieja anécdota de un anciano chino, su hijo y sus vecinos ilustra la sabiduría en ser paciente.

Un día un caballo de la casa del anciano se soltó y huyo a las colinas. "Un caballo se nos ha escapado" dijo el viejo chino "¡Que mala suerte!", le dijeron vecinos. Les dijo el viejo chino. "¿Porque dicen que es mala suerte?"

Efectivamente, la noche siguiente el caballo regreso al establo, junto con doce caballos sementales mas. El hijo del granjero, al ver esto dijo: "Vienen doce sementales detrás de nuestro caballo." al ellos entrar, el coral, el cerro la puerta y puso la cerradura. Al enterarse los vecinos de esta noticia, corrieron a la casa del granjero pare decirle, "¡Mira, tienes 13 caballos ahora! ¡Que buena suerte!". El viejo chino les dijo: "¿Como saben que eso es buena suerte?"

A los poco días por la tarde, el hijo estaba trabajando con un trio de sementales, cuando fue arrojado al suelo y se rompió una pierna. Los vecinos vinieron esa misma noche para manifestar su tristeza y dolor al granjero, y dijeron: "Tu hijo se he rota una pierna, ¡Que mala suerte!" El viejo granjero respondió una vez mas: "¿Como saben que es mala suerte?"

Efectivamente, a los pocos días mas tarde se levanto una guerra y pasaron unos sargentos para el pueblo pare llevarse a los jóvenes que estaban en buena salud. Los 10 jóvenes a los que se llevaron, nunca regresaron; pero al hijo del granjero se salvo de ir a la guerra y morir debido a la pierna rota.

Los hijos del Altísimo no tienen suerte, pero si desarrollan paciencia, verán su fe en el Señor crecer. Tengamos paciencia y fe en Dios. El nos mostrara lo que podamos necesitar para ser victoriosos en Su nombre. Dale tiempo a Dios y El te contestara todas tus preguntas y dudas de manera que dirás: "¡Que bien hace Dios todas las cosas!". Dale tiempo para que El pueda mostrar sus bondades, su cuidado y amor contigo todos los días. Dale tiempo a El y El te la dará a ti.


Tags: todo, toma, tiempo, reflexión

Publicado por mario.web @ 8:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios