Mi?rcoles, 03 de febrero de 2010
Yo sé que he recibido lo que soy
y sé también que vivo día a día.
Hay algo en mi interior que me reclama
el precio de mi ser y de mi vida.
 
Parábolas de reyes y de haciendas
susurran el misterio.
No ocultaré en silencios la llamada
y pagaré mi precio.
 
Yo sé que hay una voz en mis latidos
y puedo interpretarla.
Hay algo inmaterial que me habla y dicta
el texto de mis páginas.
 
Es sólo amor lo que la voz requiere,
el amor a la tierra, al hombre, al cielo,
el amor que acrecienta y que libera,
el amor que es la vida estando muerto.

Tags: talentos, pensamiento, reflexión

Publicado por mario.web @ 8:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios