Viernes, 05 de febrero de 2010


Cual águila es el cristiano,
es fiel la comparación;
se deleita en las alturas
en Aquel que lo creó.

 

Si alguna vez intentara
elevarse y no pudiera,
es tiempo de renovar
todas sus plumas ya viejas.

 

A la Roca se dirije,
contra ella se quebranta,
voluntariamente sufre
pero sale renovada.

 

Si el mal tiempo se avecina
y le alcanza la tormenta,
No teme, no sale huyendo;
nunca jamás se amedrenta.

 

Esta es la oportunidad,
el momento que esperaba;
con voluntad y valor
se dispone a traspasarla.

 

No tarda en subir muy alto;
alcanzó lo que anhelaba:
que el huracán con su fuerza
a la cima le elevara.

 

Se cumple ese hermoso verso
de la Escritura sagrada:
"Todo obra para bien
en aquellos que a Dios aman"


Tags: águila

Publicado por mario.web @ 20:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios