S?bado, 06 de febrero de 2010
La falta de perdón es como un  veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos  termina envenenando. Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que  los únicos beneficiados somos nosotros  mismos.

El perdón es una expresión de  amor.

El perdón nos libera de ataduras que nos amargan  el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de  acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no  significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a  alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado  aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o  enojo.

El perdón se basa en la aceptación de lo que  pasó. La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento. Te  tiene encadenado. La falta de perdón es el veneno más destructivo para el  espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que  tienes.

El perdón es una declaración que puedes y  debes renovar a diario. Muchas veces la persona más importante a la  que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de  la manera que pensabas.

"La declaración del Perdón es la  clave para liberarte".

PIENSA MUY BIEN !

¿Con qué personas estás resentido, hasta el punto de no hablarle?  ¿A quienes no puedes perdonar? 
¿Tu eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores  ajenos?

Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda  que con la vara que mides, serás medido...

"Aliviana tu  carga y estarás más libre para moverte hacia tus  objetivos".

Tags: falta, perdón

Publicado por mario.web @ 20:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios