Domingo, 07 de marzo de 2010


Autor: Padre Miguel Rivilla San Martin

 

Esta bastante arraigada entre amplios sectores de bautizados la disculpa o justificacion ante otros, de su inasistencia a la misa dominical. Sabido es que la eucaristia es el centro de la vida de todo cristiano.

 

Hoy, a pesar de las facilidades que la Iglesia ha dado para poder participar los sabados y visperas de fiesta a quienes no puedan de otro modo, el hecho es, que gran parte de catolicos no cumplen con este primordial deber de su religion.

 

Una de las disculpas mas comunes es la que dicen: ”Es que para ser buena persona no hace falta ir a misa”. Generalmente, entienden estos tales por buena persona no robar ni matar y poco mas, cosas todas negativas. No han descubierto el valor inestimable y positivo de la santa misa por ignorancia, prejuicios o imposiciones de tiempo pasado.

 

Hora es ya que se planten los cristianos de verdad que es para ellos la eucaristia y si ante Dios y su propia conciencia pueden seguir considerandose buenas personas los que habitualmente descuidan este primordial deber.

 

Poco compromiso cabe esperar de los que en su vida personal, familiar, social y catolica no cumplen con esta concreta obligacion. Responda cada uno con la mano en el corazon.

 


Tags: misa, buenas, personas

Publicado por mario.web @ 12:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios