Domingo, 14 de marzo de 2010

 

Aún cuando su doctor esté tratando su depresión hay cosas que usted puede hacer para ayudarse a sí mismo:
No se reprimirse, no se lo trague todo sólo. Si usted ha recibido recientemente malas noticias, o ha experimentado un trastorno importante en su vida, intente contárselo a personas cercanas a usted, cuénteles que pasó y como se siente usted al respecto. Esto ayudará a revivir la experiencia dolorosa varias ocasiones, le facilitará el llorar, y le posibilitará el poder encontrar soluciones. Todo esto forma parte del mecanismo natural de la mente para curarse.
Haga algo. Salga de casa y haga algo de ejercicio, aunque sólo sea el dar un largo paseo. Esto le ayudará a mantenerse físicamente en forma y probablemente dormirá mejor. Mientras no se sienta capaz de trabajar siempre es bueno que intente llevar a cabo alguna actividad (tareas domésticas, bricolaje, aunque sea cambiar las bombillas, o parte de su rutina diaria). Esto le ayudará a mantener su mente alejada de contenidos o sentimientos dolorosos que únicamente consiguen deprimirlo más. Al aumentar su nivel de actividad también podrá sentirse un poco menos incapacitado.
Coma una dieta completa y equilibrada aún cuando no le apetezca demasiado comer. La fruta fresca y las verduras están especialmente recomendados. Las personas con depresiones graves pueden perder peso y perder sus reservas de vitaminas, lo cual les hará sentirse peor.
Resista la tentación de ahogar sus penas en alcohol. El alcohol acabará por deprimirle más, a pesar de que inicialmente y durante un breve período de tiempo pueda aliviarle algo. Demasiado alcohol impedirá que busque la ayuda adecuada para su trastorno y de que resuelva sus problemas, además de que será malo para su salud física.
No se obsesione con el hecho de no dormir. Escuchar la radio o ver la televisión (cuya programación actual cubre toda la noche) mientras su cuerpo descansa le ayudará, incluso si usted no se encuentra adormecido, y se sorprenderá quedándose dormido por el simple hecho de no estar preocupado por no hacerlo.
Recuerde que está sufriendo una depresión, una enfermedad que otras muchas personas han padecido, y que usted la superará, al igual que ellos lo hicieron, aún cuando se sienta realmente mal en ese momento. La depresión puede incluso llegar a ser una experiencia útil en la vida de una persona, haciendo que el paciente resurja más fuerte y más capaz para afrontar la vida y sus circunstancias de lo que era previamente. Puede llegar a comprender situaciones y sus propias reacciones más claramente, y podrá tener la fortaleza y sabiduría necesarias para afrontar decisiones y cambios en su vida a los que no se atrevía antes de la depresión.
Aún cuando su doctor esté tratando su depresión hay cosas que usted puede hacer para ayudarse a sí mismo:


No reprimirse, no se lo trague todo sólo. Si usted ha recibido recientemente malas noticias, o ha experimentado un trastorno importante en su vida, intente contárselo a personas cercanas a usted, cuénteles que pasó y como se siente usted al respecto. Esto ayudará a revivir la experiencia dolorosa varias ocasiones, le facilitará el llorar, y le posibilitará el poder encontrar soluciones. Todo esto forma parte del mecanismo natural de la mente para curarse.


Haga algo. Salga de casa y haga algo de ejercicio, aunque sólo sea el dar un largo paseo. Esto le ayudará a mantenerse físicamente en forma y probablemente dormirá mejor. Mientras no se sienta capaz de trabajar siempre es bueno que intente llevar a cabo alguna actividad (tareas domésticas, bricolaje, aunque sea cambiar las bombillas, o parte de su rutina diaria). Esto le ayudará a mantener su mente alejada de contenidos o sentimientos dolorosos que únicamente consiguen deprimirlo más. Al aumentar su nivel de actividad también podrá sentirse un poco menos incapacitado.


Coma una dieta completa y equilibrada aún cuando no le apetezca demasiado comer. La fruta fresca y las verduras están especialmente recomendados. Las personas con depresiones graves pueden perder peso y perder sus reservas de vitaminas, lo cual les hará sentirse peor.


Resista la tentación de ahogar sus penas en alcohol. El alcohol acabará por deprimirle más, a pesar de que inicialmente y durante un breve período de tiempo pueda aliviarle algo. Demasiado alcohol impedirá que busque la ayuda adecuada para su trastorno y de que resuelva sus problemas, además de que será malo para su salud física.


No se obsesione con el hecho de no dormir. Escuchar la radio o ver la televisión (cuya programación actual cubre toda la noche) mientras su cuerpo descansa le ayudará, incluso si usted no se encuentra adormecido, y se sorprenderá quedándose dormido por el simple hecho de no estar preocupado por no hacerlo.


Recuerde que está sufriendo una depresión, una enfermedad que otras muchas personas han padecido, y que usted la superará, al igual que ellos lo hicieron, aún cuando se sienta realmente mal en ese momento. La depresión puede incluso llegar a ser una experiencia útil en la vida de una persona, haciendo que el paciente resurja más fuerte y más capaz para afrontar la vida y sus circunstancias de lo que era previamente. Puede llegar a comprender situaciones y sus propias reacciones más claramente, y podrá tener la fortaleza y sabiduría necesarias para afrontar decisiones y cambios en su vida a los que no se atrevía antes de la depresión.

Familiares y amigos.
La familia y los amigos con frecuencia desean saber cómo podrían ellos ayudar a la persona deprimida. Ser un buen oyente (y un oyente paciente si usted ya ha oído toda la historia previamente) es muy importante. Dedicar tiempo a las personas deprimidas, animándolas (pero no intimidándolos) no sólo a hablar sino también a involucrarse en actividades físicas, a salir a pesar del desánimo y de la desgana que pueda tener. Restablecer la confianza y transmitir la seguridad de que podrá salir adelante es de gran ayuda, aunque deberá insistir con cierta frecuencia ya que el paciente deprimido suele perder la confianza en sí mismo y está predispuesto a la preocupación continúa y a la duda. Asegúrese de que se alimenta adecuadamente y de que se mantiene alejado del alcohol. 

 


Tags: depresión, doctor, ayudarse

Publicado por mario.web @ 20:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios