Domingo, 14 de marzo de 2010
El amor hace, que el más duro de los esfuerzos parezca tan leve como una pluma. Cuando hay amor, el alma está llena de una energía especial, y todo trabajo parece ser fácil.
El amor funciona como un ascensor, que permite subir muchos pisos sin más esfuerzos que pulsar un botón, el botón del corazón.
Cuando no hay amor, es como subir una escalera de interminables peldaños, si logras llegar a la cima lo haces tan cansado que no te quedan ganas  de disfrutar tu esfuerzo. 
Hoy te invito a presionar el botón del corazón para viajar por los caminos del amor.
Que Dios te bendiga, guarde con bien y llene tu día de luz, amor y paz.
El amor hace, que el más duro de los esfuerzos parezca tan leve como una pluma. Cuando hay amor, el alma está llena de una energía especial, y todo trabajo parece ser fácil.

El amor funciona como un ascensor, que permite subir muchos pisos sin más esfuerzos que pulsar un botón, el botón del corazón.

Cuando no hay amor, es como subir una escalera de interminables peldaños, si logras llegar a la cima lo haces tan cansado que no te quedan ganas  de disfrutar tu esfuerzo. 

Hoy te invito a presionar el botón del corazón para viajar por los caminos del amor.

Que Dios te bendiga, guarde con bien y llene tu día de luz, amor y paz.

Tags: hablar, amor

Publicado por mario.web @ 20:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios