Lunes, 22 de marzo de 2010


 
       Supongamos que usted hubiera vivido en Jerusalén el año y día que
murió Jesús. Y qué el Viernes Santo a medio díaoye que el apóstol San
Juan llama a la puerta de la casa de Ud.:"Amigo: voy acompañando a la
Virgen  María  que  llorando va  a  asistir  a  su  Hijo Jesús que va a ser 
crucificado en el Calvario. ¿Quiere Ud.acompañarnos para demostrar
nuestro aprecio a Cristo mientras los demás loinsultan y lo desprecian?
¿Quiere ir con nosotros al Monte Calvario? 
¿Que le hubiera contestado Ud.? Eso depende....

        Si Ud.acepta la invitación que Dios le hace los domingos
para que vaya al Santo Sacrificio de la Misa,entonces sí en aquel
primer Viernes Santo Ud. le habría respondido aSan Juan: "Claro que
sí voy al Calvario. Y mientras los demás le gritan"Mueras" a Jesús, yo
le gritaré "Hosannas". Y mientras elgentío lo rodee como un mortal
desierto de odio, nosotros sus amigos haremosgrupo junto a Él, como
oasis de paz y amistad que le demuestres que sí loamamos" y Ud. y toda
su familia se habrían encaminado valientementehacia el Calvario a pesar
de las incomodidades y de los insultos. Qué bien!

        Pero ¿y si Ud. no acepta la invitación que Dios por medio de
sus sacerdotes le hace para que vaya al Santo Sacrificiolos domingos?
¿Sabe cuál habría sido su tremanda respuesta a SanJuan? ¡Qué
horrible! Óigala y atérrese! "¿Yo? Irme aestas horas para esa lejura?
¿O es que creen que no tengo un montón de oficiopara hacer? ¿O es
que me van a dar $ 100.000 por irme hasta allá?No. Eso es muy 
aburridor. Eso es muy largo. Y ni asientoshay allá para sentarse uno.
¿Y con este clima? No: Yo tengo muchas cosas másimportantes qué
hacer. En mi casa no tenemos tiempos para esasbeaterías...

       Sí mi amigoeso es lo que Ud. dice a Dios cada domingo que se
resiste y no va al Santo Sacrificio de la Misa.Eso es y nada menos.
Para que no se ande redactando "certificadosde buena conducta" para
Ud. mismo mientras Dios y sus ángeles estánhastiados y molestos de
su impiedad!

      SI LA GENTE SUPIERALO QUE OBTIENE
ASISTIENDO A UNA MISA LLENARÍA TODOS
LOS TEMPLOS CADA DÍA
 
Sacado del Libro
Cien Noticias acerca de la Santa Misa
de P. Eliécer Sálesman


Tags: otra, suposición

Publicado por mario.web @ 19:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios