S?bado, 03 de abril de 2010

Esta establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.

Hebreos 9:27.

 

El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24.

 

La mañana del 25 de julio de 2000, cierto diario dedico un amplio espacio al futuro avión gigante A 380. También había un articulo que explicaba el buen funcionamiento del avión supersónico Concorde después de 30 anos de servicio, el cual terminaba así: «El Concorde air debería volar en el 2020». Pero al finalizar ese mismo día, nos enteramos de un dramático accidente aéreo de ese mismo Concorde… Cerca de ciento veinte personas perecieron en la catástrofe.

 

Sin embargo, la búsqueda de seguridad esta presente en todas partes: en los transportes, las escuelas, la alimentación, etc. Deseamos que esta intención conduzca al progreso, pero sea lo que fuere, es necesario admitir que vivimos permanentemente en medio de peligros mortales. Por lo tanto, debemos vivir con esa inevitable perspectiva de la muerte.

 

Comprender esto nos conduce a reflexionar en el sentido de nuestra vida, de una vida que puede detenerse bruscamente después de haber tenido tantos pensamientos y sentimientos, y cometido hechos por los cuales somos responsables y nos sentimos culpables. La Biblia nos dice que esta establecido para los hombres que mueran, y después de esto que comparezcan en juicio. Hay una única manera de escapar de este juicio: aceptar la salvación que Dios nos ofrece por medio de Jesucristo. WFP3 Unamos nuestro corazón con el de Jesús y Maria


Tags: catástrofe, aérea

Publicado por mario.web @ 7:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios