Domingo, 05 de septiembre de 2010

Mar?a,?
para Isabel y para tambi?n para nosotros,?
tus hijos,?
eres la mujer bendita,?
la llena de bendici?n del Se?or.

Tu condici?n de mujer?
qued? penetrada por el Evangelio,?
redimida y exaltada.
As? te has convertido?
en garant?a de grandeza femenina;
tu vocaci?n es ser alma grande?
y transmitir la fuerza del humilde.
Para ser fiel a ella fuiste?
madre y esposa, hermana y amiga.

Mar?a,?
entre la muchedumbre inmensa de mujeres,?
t? eres la bendita;?
la m?s bendita entre todas,?
y est?s por encima de todas sin ser diferente,?
incomparable sin ser incomprensible.

Eres bendita por ser madre;?
por ser lugar de maternidad;?
campo en el que la vida emerge y se realiza;?
en ti se crea vida.?
M?s a?n, eres transmisora de bendici?n;?
en tu vientre el poder de Dios?
se transparenta y actualiza.

Eres grano de mostaza?
y levadura de la aut?ntica feminidad;?
y ahora ?rbol grande de mujer?
plenamente florido.
Por eso te felicitamos?
y te alabamos
y celebramos tu santo nombre.

Mar?a,?
tu vida y tu condici?n?
se han convertido en lugar de bendici?n.
En ti se expresa el amor?
y la bendici?n de Dios para la humanidad:?
tu bendici?n pertenece a Dios,
es Dios quien te bendice.
Nosotros los hombres y mujeres?
de nuestro hoy?
unimos nuestra voz?
a la del ?ngel y a la de Isabel,?
y abierta y gozosamente te proclamamos:
Bendita t? entre las mujeres,?
bendita t?, santa del Se?or.

(Del libro El Ave Mar?a, de JOs? Mar?a Arn?iz sm)


Publicado por mario.web @ 1:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios