Domingo, 05 de septiembre de 2010

En el silencio de mi reflexi?n percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera peque?a e insignificante pero tambi?n plet?rica de potencialidades.

...Y veo en sus entra?as el germen de un ?rbol magn?fico,?el ?rbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.
?
En su peque?ez, cada semilla contiene el esp?ritu del ?rbol que ser? despu?s.
Cada semilla sabe c?mo transformarse en ?rbol, cayendo en tierra f?rtil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las? ramas y el follaje, llen?ndose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe c?mo llegar a ser ?rbol.?y tantas son las semillas
como son los sue?os secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sue?os esperan el tiempo de? germinar, echar ra?ces y darse a luz, morir como semillas... para convertirse en ?rboles.

?rboles magn?ficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su? solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabidur?a de nuestros sue?os semilla.

Ellos, los sue?os, indican el camino con s?mbolos y se?ales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos.

Lo so?ado nos ense?a, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en rel?mpagos de lucidez enceguecedora.

Y as? crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos...

Y un d?a, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sue?os se transformar?n en ?rboles, y desplegar?n sus ramas que, como alas gigantescas, cruzar?n el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer, ...una sabidur?a interior las acompa?a...
porque cada semilla sabe.... c?mo llegar a ser ?rbol...


Publicado por mario.web @ 1:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios