Lunes, 06 de septiembre de 2010

Un d?a estaba reunido con un grupo y una persona dijo: "?Que dificil resulta ponerle cara al Esp?ritu Santo!....porque a Cristo ya sabemos que fue un hombre joven y el padre un anciano de pelo y barba blanca, pero el Esp?ritu....con esa paloma....?lo han fastidiado!. .."
Y sin saber c?mo ni por qu? me encontr? respondiendo con m?s espontaneidad que reflexi?n (lo cual me hizo pensar que el Esp?ritu pon?a las palabras en mi boca, acci?n muy suya por cierto, relatada en Hechos de los Ap?stoles).Y empec? a decir:
Mira, el Espiritu Santo tiene la cara de todos nosotros, del amante que ama y del amado que es receptor de ese amor. Y esto por una sencilla raz?n. El Esp?ritu se ha "derramado" en nuestros corazones como Amor. ?Por qu? torturarte poniendole figura de paloma? El tiene la cara de un ni?o que sonrie inocente, de una madre que ofrece sus pechos como fuente, de un maestro que ense?a en su escuelita, de un hu?sped inesperado que llama a nuestra puerta. El tiene el rostro del trabajador sudoroso bajo el sol, y el rostro relajado del que bebe agua fresca. Es igualito que el padre que nos da la paga de la semana como recompensa a nuestros esfuerzos...
?l se parece todo a los ojos que parpadean ante la luz del sol abierto y a la pupila dilatada que se ensancha a la sombra de tu huerto. ?l, el Creador por medio del cual se hizo todo, es fresco aire en hora de bochorno, tregua en el duro trabajo, descanso de nuestro esfuerzo. Es la riqueza de nuestra mente, el que aclara los problemas y desenreda el enredo. Es el huesped deseado ardientemente, visitante inesperado, la alegr?a de la fiesta y el gozo que no acaba, porque es eterno. Es, en su invisibilidad, la fuerza que mueve el mundo, el abrazo estrecho, el don de la amistad, la paz entre los pueblos. El est? en mis ganas de hacer lo bueno, y en lo bello que resulta lo que es bueno, y El es toda la verdad de la bueno y de lo bello.
Este es el Espiritu de Amor que nos habita?
dentro. Isabel?de la Trinidad o Edith Stein, por poner s?lo dos ejemplos, lo descubrieron misticamente en la morada del alma...y se quedaron "ensimismadas" ante tanta verdad, bondad y belleza....teniendo como base la fe en la escritura que dice que "el Espiritu el Amor ha sido derramado en nuestros corazones por el Espiritu Santo que se nos ha dado"....A Isabel el Espiritu la llen? de fortaleza para soportar una enfermedad espantosa y a Edith le dio el amor m?s grande....el que da la vida por los enemigos....
Yo, cristiano de este siglo, salgo volando, para hacerlo? tangible en la vida de los hombres, la luz, el descanso, el fresco, la paz, la amistad, la recompensa y el gozo....No podr?a quedarme entre las cuatro paredes de la clausura, sin poder mirar a los ojos a tantos y tantos otros ojos....no querr?a renunciar al m?rito, al esfuerzo, a la alegr?a y el gozo, siendo punto de encuentro del Amor que es viento, luz y fuego, caricia y beso...
Acabamos de celebrar Pentecost?s. Pentecost?s es una fiesta jud?a conocida como "fiesta de las semanas" o "fiesta de la cosecha", que se celebraba siete semanas despu?s de la pascua. Parece ser que en algunos ambientes jud?os en ?poca tard?a en esta fiesta se celebraban las grandes alianzas de Dios con su pueblo, particularmente la del Sina? directamente relacionada con el don de la Ley.
Pentecost?s es la celebraci?n del amor porque "el amor ha sido derramado en nuestros corazones por el Esp?ritu Santo que nos ha sido dado" (Rom 5,5) y "el fruto del Esp?ritu es amor" (Gal 5,22). Hoy celebramos todas las expresiones humanas de amor y de justicia, de paz y de fraternidad.
Pentecost?s es la celebraci?n de los carismas y, por tanto, la celebraci?n de la diversidad en la vida de la Iglesia y de los dones divinos que hacen viva y din?mica la comunidad cristiana. Celebramos que el Esp?ritu "sopla donde quiere" (Jn 3, 8), obra en todas partes, dentro y fuera de la Iglesia, sin exclusivismos ni rigideces, sin exclusiones ni prejuicios.
Pentecost?s? es la celebraci?n de la libertad porque "donde est? el Esp?ritu del Se?or est? la libertad" (2 Cor 3,17). Es la fiesta de los hijos de Dios, de los que se dejan guiar por el Esp?ritu de Dios (cf. Rom 8,14) para vivir en el amor, la plenitud de la libertad. Es la fiesta del Esp?ritu que gu?a el coraz?n del hombre m?s all? y con mayor eficacia que cualquier ley y cualquier norma, porque "la letra mata, mientras el Esp?ritu da vida" (2 Cor 3,6).
Siempre es Pentecost?s. Cuando siento deseos de hacer el bien,? cuando siento deseos de perdonar, cuando veo a alguien cargado con su cruz y le tiendo una mano, cuando lloro con el que llora y r?o con el que r?e; cuando al ir por la calle veo a un pobre y me acerco a darle una limosna; cuando dejo que el otro triunfe, entonces es que el Esp?ritu est? en mi vida y es Pentecost?s.


Publicado por mario.web @ 8:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios