Lunes, 06 de septiembre de 2010

Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vio a lo lejos venir al rey con su corona y capa. Pens?, "Le voy a pedir, y de seguro me dar? bastante".?

Y cuando el rey pas? cerca, le dijo: "Su majestad, ?me podr?a por favor regalar una moneda?" Aunque en su interior pensaba que el rey le iba a dar mucho m?s.?

El rey le mir? y le dijo:?

- " ?Por qu? no me das algo t?? ?Acaso no soy yo tu rey?"

El mendigo no sab?a que responder a la pregunta y dijo: "Pero su majestad, ?yo no tengo nada!".?

El rey respondi?: "Algo debes de tener. ?Busca!".

Entre su asombro y enojo el mendigo busc? entre sus cosas y supo que ten?a una naranja, un bollo de pan y unos granos de arroz. Pens? que el pan y la naranja eran mucho para darle, as? que en medio de su enojo tom? 5 granos de arroz y se los dio al rey.

Complacido el rey dijo: "?Ves como s? ten?as!" Y le dio 5 monedas de oro, una por cada grano de arroz.

El mendigo dijo entonces: "Su majestad, creo que ac? tengo otras cosas", pero el rey no hizo caso y dijo: "Solamente de lo que me has dado de coraz?n, te puedo yo dar".

Es f?cil en esta historia reconocer como el rey representa a Dios, y el mendigo a nosotros. Notemos que el mendigo a?n en su pobreza es ego?sta y no se desprende de lo que tiene, a?n cuando su rey se lo pide.

Ocasionalmente, Dios nos pide que le demos algo para as? demostrarle que El es el m?s importante. Unas veces nos pide ser humildes, otras ser sinceros. Nos negamos a darle a Dios lo que nos pide, pues creemos que no recibiremos nada a cambio, sin pensar en que Dios devuelve el 100 por 1.

No s? que te pida Dios en este momento? ?confianza?, ?sencillez?, ?humildad?, ?abandono en su voluntad? No lo s?. Solamente s?, que por lo que le des, te devolver? mucho m?s, y recuerda no darle solamente unos pocos granos dale todo lo que tengas, pues sinceramente, VALE LA PENA.?

?


Publicado por mario.web @ 9:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios