Martes, 07 de septiembre de 2010

- S?lo el Esp?ritu puede crear y renovar la faz de la tierra, pero
t? puedes liberar y acelerar esa acci?n con tu fidelidad de cada
d?a.

- S?lo el Esp?ritu tiene la potestad de hacerte hijo de Dios,
pero, una vez que eres hijo, t? puedes invocar al Padre con el nombre
de Abba.

- S?lo el Esp?ritu puede hacer que ardas en caridad, pero t?
puedes avivar y propagar ese fuego para que abrase por donde pase y
encienda el amor de Dios en todos los hombres.

- S?lo el Esp?ritu puede orar en ti, porque s?lo ?l sabe
pedir como conviene, pero t? puedes ofrecerle tu voz y tu silencio,
tu mente y tu coraz?n, tu cuerpo y tu esp?ritu para que se encarne
y humanice en ellos esa oraci?n.

- S?lo el Esp?ritu puede ungirte para anunciar la buena noticia a
los pobres, pero t? puedes estar siempre disponible y decirle con
humildad: "Aqu? estoy".

- S?lo el Esp?ritu puede regalarte sus dones y enriquecerte con
sus frutos, pero t? puedes no entristecerle y secundar con prontitud
sus mociones.

- S?lo el Esp?ritu da la capacidad de ver, escrutar e
interpre tar los signos de los tiempos, pero t? puedes abrir los
ojos y no pecar contra la luz.

- S?lo el Esp?ritu puede suscitar en ti el carisma de la vida
consagrada, pero t? puedes colaborar a que ese don crezca, florezca y
fructifique.

- S?lo el Esp?ritu construye comunidades nuevas a imagen de la
Trinidad, pero t? puedes contemplar ese milagro y ofrecerte a ser
miembro vivo del cuerpo de Jes?s.


Publicado por mario.web @ 11:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios