Martes, 07 de septiembre de 2010

Infidelidades on-line Algunos piensan que tener amistades por
Internet no puede afectar o destruir un matrimonio ?en realidad es
tan inofensivo?
Por Jes?s Domingo

Hace unos a?os, en los principios de Internet en nuestro pa?s, un
amigo ?ntimo con el que hablaba peri?dicamente, me comentaba que
hab?a comenzado a utilizar Internet y que hab?a descubierto muchas
cosas, entre otras a entrar en algunos foros y, principalmente, a
chatear. Comentaba que empezaba a tener relaciones con mujeres, algunas
bastante ?ntimas pero inofensivas.
Recuerdo que en aquella ocasi?n le hice una pregunta:

- "?Quieres a tu mujer?",

- "por supuesto", contest?.

- "Pues en este caso deja de chatear, le recomend?".

- "?Va!, con esto no hay ning?n problema".

As? las cosas, segu? preguntando:

- "?Qu? te parece si tu mujer se pusiera a flirtear con el vecino
desde la ventana de vuestra habitaci?n?"

- "No quiero ni pensarlo", contest?.

Seguimos hablando:

- "?qu? pasar?a si tus conversaciones cibern?ticas la
tuvieras personalmente con la compa?era de oficina?" (en aquel
tiempo trabajaba en una entidad bancaria, en una peque?a oficina en
la que s?lo eran dos).

- "No es lo mismo", contest?.

Le recomend? que si realmente quer?a a su mujer y no exponerse a
destrozar su familia, lo m?s prudente es que dejara de chatear.?
Despu?s de un tiempo volvimos a hablar.

- "Qu?, ?enganchado a internet?"

- "No, ten?as raz?n, tuve que cortar, hubo una que me pidi?
el tel?fono, me llamaba a casa y a la oficina, estaba dispuesta a que
nos vi?ramos en Girona. Nunca m?s. T? tenias raz?n, gracias
por haberme avisado, ha servido para cortar a tiempo. Adem?s conozco
a otros amigos que no han cortado a tiempo. De esto hace unos
a?os, pocos. Entonces se trataba de un caso aislado, pero hoy es una
moda extendida ampliamente. No hace mucho pudimos leer el titular:
"Infidelidades por Internet se convierten en un nuevo motivo de
separaci?n". Se trata de casos reales, como el de mi amigo,
personas que empiezan a confraternizar de manera ?ntima con sus
"amistades" on line. En algunos pa?ses esta pr?ctica se ha
convertido el primera causa de divorcio. Las estad?sticas indican
que son muchas las personas que se conectan diariamente a foros, chats,
comunidades on-line. Estas personas en muy poco tiempo consiguen largas
listas de amigos con los que casi diariamente es escriben mensajes mail
y en algunos casos incluso llegan a llamarse telef?nicamente. El
proceso es muy r?pido, en menos de tres meses cualquiera puede
conseguir varios amigos con los que a la larga se escribir? e-mails
de forma diaria. El problema aparece cuando esta persona empieza a
encapricharse de uno de sus amigos on line. "Me quedaba hasta m?s
tarde en el trabajo para hablar con ?l. Me dec?a cosas
maravillosas. Despu?s me llamaba por tel?fono y era incre?ble
lo que me hac?a sentir", esta es la explicaci?n de una joven
ejecutiva que actualmente, despu?s de separarse de su pareja, vive
con "su amigo on line". El perfil de estas personas no es para
nada homog?neo, pues entre los aficionados a las conversaciones
online, aunque el tramo m?s frecuente es entre los veinticinco y los
cuarenta y cinco a?os, se dan muchos casos de mayor edad, la
profesi?n ?aunque abunda los de buena posici?n o de cierto
nivel cultural- tampoco es el factor limitante: la plaga parece
extenderse a todos los sectores. Los diferentes estudios realizados
por instituciones sociol?gicas, ponen de manifiesto que el hecho de
anonimato inicial aporta una gran dosis de seguridad. La relaci?n se
inicia en total anonimato, ya que el ciberaffaire, a diferencia del
adulterio f?sico, pasa totalmente inadvertido. Otro de los elementos
que exponen los estudios realizados es la clara relaci?n entre las
relaciones rom?nticas o sexuales on line y el divorcio. Como en el
caso de mi amigo, muchos tienen el peligro en casa, aunque en estos
casos el problema no es Internet sino la falta de voluntad o la timidez.
Es l?gico: acciones que algunas personas jam?s cometer?an a luz
del d?a pueden llevarlas a cabo f?cilmente escondidos tras el
anonimato de la Red. Pienso que estas acciones no son por ello m?s
sinceras y que su reiteraci?n, inicialmente inocente, ayudan perder
el miedo y a llegar tan lejos donde uno jam?s quiso hacerlo.?


Publicado por mario.web @ 12:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios