Martes, 07 de septiembre de 2010

(Mt?5,43-48):?? En aquel tiempo, Jes?s dijo a sus disc?pulos: ?Hab?is o?do que se dijo: ?Amar?s a tu pr?jimo y odiar?s a tu enemigo?. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que se?is hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si am?is a los que os aman, ?qu? recompensa vais a tener? ?No hacen eso mismo tambi?n los publicanos? Y si no salud?is m?s que a vuestros hermanos, ?qu? hac?is de particular? ?No hacen eso mismo tambi?n los gentiles? Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial?.

?

Eso, ser perfectos. Nada sencillo. Y la medida de la perfecci?n se pone en el trato a los enemigos. Nos recomienda que les amemos y tengamos en cuenta para ellos tambi?n el desborde del bien. Dicen que no es lo mismo no desearles mal que amarles. Que lo segundo implica una carga m?s positiva hacia las personas. Nosotros nos solemos contentar con lo primero. Aunque en ocasiones pensamos que si bien no deseamos mal al que nos ha hecho da?o, al menos que se d? cuenta por experiencia vital de lo que es lo que ha generado. Pero nos insiste en amar a los enemigos.

?

Quiz? estas expresiones o reflexiones de Luis Alem?n nos pueden sacar de la duda anterior y ofrecernos un criterio de discernimiento:

?Si ofendes u olvidas a tu hermano?

no te hagas la ilusi?n de creerte cristiano.?

El pecado no es infringir una ley.?

?

El pecado. Es decir: no la imperfecci?n, no el mal en abstracto, no la fragilidad, no el descuido. Sino la maldad consciente e individualizada. El ego?smo que mata al hermano, lo utiliza, aplasta, viola, olvida, manipula, margina, la locura autodestructiva. ?

?

Es desear conscientemente lo malo para el otro lo que nos puede impedir amar a los enemigos.

?


Publicado por mario.web @ 12:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios