Martes, 07 de septiembre de 2010

Catecismo1033: . no podemos amar a Dios si pecamos gravemente contra El, contra nuestro pr?jimo o contra nosotros mismos: "Quien no ama permanece en la muerte. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sab?is que ning?n asesino tiene vida eterna permanente en ?l" (1 Jn 3,15). Nuestro Se?or nos advierte que estaremos separados de El si omitimos socorrer las necesidades graves de los pobres y de los peque?os que son sus hermanos. Morir en pecado mortal sin estar arrepentidos ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de El para siempre por nuestra propia y libre elecci?n. Este estado de autoexclusi?n definitiva de la comuni?n con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "Infierno".

Biblia de Jerusal?n Mateo 8,28-34: Dice el Evangelio que dos endemoniados salieron de un Sepulcro al encuentro de Jes?s, tan furiosos que nadie era capaz de acercarse a ellos. "Si nos echas, m?ndanos a la piara de puercos". Jes?s les dijo "ID" y los demonios salieron rumbo a los puercos, cuando de pronto toda la piara se arroj? al mar precipicio abajo, pereciendo en sus aguas. La Biblia de Jerusal?n dice que hasta el ?ltimo juicio, los demonios gozan de una cierta libertad, que ejercen, seg?n las ideas del "Juda?smo" con la posesi?n de los hombres acompa?ada de enfermedades. Jes?s tiene poder sobre los demonios y lo demuestra expuls?ndolos y librando al hombre de sus enfermedades.?

En la actualidad nuestros demonios tambi?n reciben el nombre de: Celos, Envidia, Ego?smo, Odio, etc.

Diario 418 de Santa Faustina: "Terminada la homil?a, no esper? el final del oficio, por que ten?a prisa para volver a casa. Al dar yo algunos pasos, me cerraron el camino toda una multitud de demonios que amenazaron con terribles tormentos, y se dejaron o?r las voces: Nos has quitado todo por lo que hab?amos trabajado tantos a?os. Cuando les pregunt?: ?De d?nde llegan en tal multitud? Estas figuras malignas me contestador: De los corazones humanos, no nos molestes".?

El Fuego y sus diversas interpretaciones (Dios, Amor, Purificaci?n y Fin del Mundo)

Catecismo 1034 Jes?s habla con frecuencia de la "Gehenna" y del "fuego que nunca se apaga" reservado a los que, hasta el fin de su vida reh?san creer y convertirse, y donde se puede perder a la vez el alma y el cuerpo. Jes?s anuncia en t?rminos graves que "enviar? a sus ?ngeles que recoger?n a todos los autores de iniquidad., y los arrojar?n al horno ardiendo" (Mt 13, 41-42), y que pronunciar? la condenaci?n: "?Alejaos de m?, malditos al fuego eterno! (Mt 25,41).

Catecismo 1035 La ense?anza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente despu?s de la muerte y all? sufren las penas del infierno, "el fuego eterno". La pena principal del infierno consiste en la separaci?n eterna de Dios en quien ?nicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira.

Biblia de Jerusal?n: El Fuego simboliza en el Antiguo Testamento la intervenci?n de Dios, que purifica las conciencias. Y cuando Jes?s habla de la Gehenna, en el Nuevo Testamento, se refiere al Valle de Jerusal?n, que simboliza el lugar donde se quemaba todo cuanto no era puro ni apto para el culto.

En los vers?culos que menciona el Catecismo (Mt 13, 41-45 y Mt 25.41) Jes?s compara a la Ciza?a que se quema en el fuego, porque no sirve; con el fin del mundo.

Diario 873 de Santa Faustina: "Jes?s, deseo mucho decirte una cosa, y el Se?or me mir? con amor y me dijo: ?Y qu? es lo que quieres decirme? Jes?s, te pido por el inconcebible poder de Tu misericordia que todas las almas que mueran hoy eviten el fuego infernal, aunque fuesen los pecadores m?s grandes; hoy es viernes, el memorial de Tu amarga agon?a en la cruz; como Tu misericordia es inconcebible, los ?ngeles no se sorprender?n. Y Jes?s me abraz? a su Coraz?n y dijo: Hija amada, has conocido bien el abismo de Mi misericordia. Har? como lo pides, pero no dejes de unirte continuamente a Mi Coraz?n agonizante y satisfaz Mi Justicia. Debes saber que Me has pedido una gran cosa, pero veo que te la ha dictado el amor puro hacia M?, por eso satisfago tu petici?n."?

Somos libres y responsables de nuestro destino: Conversi?n constante hacia el Amor de Dios

Catecismo 1036: Las afirmaciones de la Escritura y las ense?anzas de la Iglesia a prop?sito del infierno son un llamamiento a la responsabilidad con la que el hombre debe usar de su libertad en relaci?n con su destino eterno. Constituyen al mismo tiempo un llamamiento apremiante a la conversi?n: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdici?n, y son muchos los que entran por ella; mas ?qu? estrecha la puerta y qu? angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran" (Mt 7,13-14)

Biblia de Jerusal?n Lucas 6, 27-35: Pero a vosotros, los que me escuch?is, yo os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odien, bendecid a los que os maldicen, rogad por los que os difamen. Al que te hiera en la mejilla, pres?ntale tambi?n la otra; y al que te quite el manto, no le niegues la t?nica. A todo el que te pida, da, y al que tome lo tuyo, no se lo reclames. Y tratad a los hombres como quer?is que ellos os traten. Si am?is a los que os aman, ?qu? m?rito ten?is? Pues tambi?n los pecadores aman a los que les aman. Si hac?is bien a los que os lo hacen a vosotros, ?qu? meritos ten?is= Tambi?n los pecadores prestan a los pecadores para recibir lo correspondiente. M?s bien, amad a vuestros enemigos; haced el bien y prestad sin esperar nada a cambio; entonces vuestra recompensa ser? grande y ser?is hijos del Alt?simo, porque ?l es bueno con los desagradecidos y los perversos.

Diario 1127 de Santa Faustina: En cierta ocasi?n vi a Satan?s que ten?a prisa y estaba buscando a alguien entre las hermanas, pero no la encontraba. Sent? en el alma la inspiraci?n de ordenarle en nombre de Dios que me dijera a qui?n buscaba entre las hermanas. Y confes?, aunque de mala gana: Busco las almas perezosas. Cuando volv? a ordenarle en nombre de Dios que me dijera a qu? almas del convento ten?a el acceso m?s f?cil, me confes? otra vez de mala gana que: A las almas perezosas y ociosas.

Pecado Mortal - Pecado Eterno

Catecismo 1037: Dios no predestina a nadie a ir al infierno; para que eso suceda es necesaria una aversi?n voluntaria a Dios (un pecado mortal), y persistir en ?l hasta el final. En la liturgia eucar?stica y en las plegarias diarias de los fieles, la Iglesia implora la misericordia de Dios, que "quiere que nadie perezca, sino que todos lleguen a la conversi?n" (2 P 3,9).

Biblia de Jerusal?n Lucas 3, 28 - 29: Yo os aseguro que se perdonar? todo a los hjos de los hombres, los pecados y las blasfemias, por muchas que ?stas sean. Pero el que blasfeme contra el Esp?ritu Santo, no tendr? perd?n nunca, antes bien, ser? reo de pecado eterno.?

Diario 1287 de Santa Faustina: A pesar del silencio del alma estoy llevando a cabo una lucha continua con el enemigo del alma. Cada vez descubro sus nuevas asechanzas y la batalla arde de nuevo. Me ejercito en tiempo de paz y vigilo que el enemigo no me sorprenda sin estar yo preparada; y cuando veo su gran furia entonces me quedo en la fortaleza, es decir en el Sant?simo Coraz?n de Jes?s.

La Divina Misericordia y el Juicio de Dios

Catecismo1861: El pecado mortal es una posibilidad radical de la libertad humana como lo es tambi?n el amor. Entra?a la p?rdida de la caridad y la privaci?n de la gracia santificante, es decir, del estado de gracia. Si no es rescatado por el arrepentimiento y el perd?n de Dios, causa exclusi?n del Reino de Cristo y la muerte eterna del infierno; de modo que nuestra libertad tiene poder de hacer elecciones para siempre, sin retorno. Sin embargo, aunque podamos juzgar que un acto es en s? una falta grave, el juicio sobre las personas debemos confiarlo a la justicia y a la misericordia de Dios.

Biblia de Jerusal?n Lucas 6,36 - 38: Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo. No juzgu?is y no ser?is juzgados, no conden?is y no ser?is condenados; perdonad y ser?is perdonados. Dad y se os dar?; una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondr?n en el halda de vuestros vestidos. Porque con la medida con que mid?is se os medir?.

Diario 1789 de Santa Faustina: Hoy he visto la gloria de Dios que fluye de esta imagen. Muchas almas reciben gracias aunque no lo digan abiertamente. Aunque su suerte var?a, Dios recibe gloria a trav?s de ella y los esfuerzos de Satan?s y de la gente mala se estrellan y vuelven a la nada. A pesar de la maldad de Satan?s, la Divina Misericordia, triunfar? en el mundo entero y recibir? el culto de todas las almas.

Promesa de Dios a Santa Faustina

Diario 378

"Especialmente a ti y a todos los que proclamen esta gran misericordia M?a. Yo Mismo los defender? en la hora de la muerte como Mi gloria aunque los pecados de las almas sean negro como la noche; cuando un pecador se dirige a Mi Misericordia, Me rinde la mayor gloria y es un honor para Mi Pasi?n. Cuando un alma exalta Mi bondad, entonces Satan?s tiembla y huye al fondo mismo del infierno".


Publicado por mario.web @ 22:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios