Viernes, 10 de septiembre de 2010

Benedicto XVI ha escogido, desde el comienzo de su pontificado, el camino de la humildad y de la sencillez, con toda probabilidad para mostrar que la coherencia cristiana es la coherencia del amor. Nada m?s l?gico para su ministerio de Vicario de Cristo que ser testigo del amor. Para el Papa esto significa, por ejemplo, como hemos visto a ra?z de la mala interpretaci?n de sus palabras en Ratisbona, ofrecerse al di?logo, una y otra vez, con los representantes del Islam.

?

?Pero qu? significa dar testimonio para los cristianos ?de a pie?? ?De qu? y c?mo da testimonio el cristiano corriente?

?

1. Santa Teresa del Ni?o Jes?s evoca en su autobiograf?a la emoci?n que experiment?, siendo ni?a, cuando su padre la llev? a visitar el Coliseo romano. En aquella arena muchos cristianos dieron su vida. En expresi?n de Tertuliano, la sangre de los m?rtires, precisamente por su fe o por vivir las consecuencias de su fe heroicamente, fue semilla de cristianos. El t?rmino ?m?rtir? en griego no significa otra cosa sino ?testigo?. Como ya explicaron, entre otros, Or?genes, San Ambrosio y San Agust?n, todo cristiano tiene una vocaci?n a ser m?rtir, en el sentido de dar testimonio de su fe con su vida, en la paciencia y los sacrificios que cada d?a supone ser coherente en un mundo donde a veces no se quiere, o no se sabe, percibir la verdad. Hoy como siempre, de vez en cuando sigue sucediendo que el cristiano tenga que afrontar al menos ser declarado ?socialmente muerto?, si se niega a postrarse ante los ?dolos de turno: la superficialidad, el poder, el dinero, el placer.

?

2. ?De qu? da testimonio el cristiano? De Cristo, es decir, de que el amor de Dios ha plantado su tienda para siempre en este mundo, y por eso es posible creer en el amor y vivir el amor. Esto es lo que ense?a la enc?clica de Benedicto XVI. Dios es amor y el testimonio cristiano es, principalmente, el testimonio del amor. Los cristianos aspiran a hacer de la humanidad la familia de Dios. En eso consiste toda la actividad de la Iglesia, que es esa familia de Dios ya en germen.

?

Ahora bien, el amor no es cualquier cosa. Entre las condiciones para la autenticidad del amor cristiano destacan dos: la competencia para servir efectivamente a los dem?s en el lugar y en el trabajo que a cada uno corresponde; la pureza de intenci?n o gratuidad, es decir, la independencia de ideolog?as, visiones partidistas y estragias mundanas: ?El amor es gratuito; no se practica para obtener otros objetivos?, dice la enc?clica Deus caritas est.

?

3. ?C?mo da testimonio el cristiano? Los cristianos dan testimonio del amor con su actuaci?n: con el ejemplo de su conducta, con la palabra e incluso con su oportuno silencio en algunas ocasiones, pues dice el Papa que ?Dios se hace presente justo en los momentos en que no se hace m?s que amar?, y tambi?n el silencio puede ser un lenguaje para testimoniar y transmitir la fe. La Iglesia, familia de Dios, debe dar testimonio de la caridad que no contradice la verdad, sino que la expresa plenamente. A la vez, el testimonio individual es insustituible, como lo demuestran tantos santos a lo largo de la historia.

?

En nuestra ?poca lo testigos del amor cristiano (como Teresa de Calculta y Fran?ois-Xavier van Thuan, Josemar?a Escriv? y Dorothy Day, Juan Pablo II y Roger Schutz de Taiz?) han mostrado que la verdad cristiana no se testifica a s? misma por su capacidad para vencer a un adversario, sino por su potencia para configurar y ofrecer el don de s? mismo, sin dejar ?vencidos?. Cristo venci? en la Cruz y ning?n testimonio cristiano merece ese nombre sin esa propiedad fundamental.

?

4. Ya se ve que el testimonio cristiano no tiene nada de ?pasivo?. Es un desaf?o constante, y su mayor enemigo es el aburguesamiento. Todo cristiano, como consecuencia de su uni?n con Cristo en la oraci?n y en los sacramentos, deber?a estar atento a llenar, con su vida y sus palabras, el vac?o de sentido que hay con frecuencia a su alrededor. Tambi?n para responder a las objeciones que quiz? puedan dirigirle acerca de alg?n aspecto del cristianismo que quiz? ?l mismo no vive en plenitud. De esta manera profundizar? o verificar? su fe, al menos en la pr?ctica de la caridad.

?

En conclusi?n, testimonio cristiano (en todas las edades y en todos los ?mbitos: en los ni?os, j?venes y mayores, en las familias y en las relaciones sociales) significa amor hasta el final. Si en palabras de Juan Pablo II, cada persona lleva su misterio y su dolor, el cristiano aparece ante el otro (incluso si se presenta como un ?enemigo?) como alguien por el que Cristo ha dado la vida. Testimonio significa, para un cristiano, coherencia, sencillez y alegr?a, y tambi?n valent?a para oponerse a la mentira y a la injusticia, aunque se corra el riesgo de no ser bien interpretado. S?lo vale la pena vivir por aquello mismo que vale la pena morir: el amor. Y s?lo el testimonio del amor es lo definitivamente cre?ble. Por eso el testimonio de los cristianos es semilla de inmortalidad.

?

JENNIFER ROBACK MORSE (*)

CONOZE.COM

?

(*) Profesor de Teolog?a Pastoral en la Universidad de Navarra


Publicado por mario.web @ 3:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios