Viernes, 10 de septiembre de 2010

publicado por Pastoral SJ

Hay quien dice que hoy las relaciones no duran porque valoramos mucho nuestra libertad y, en consecuencia, nos cuesta atarnos o comprometernos con otros?
Pero yo me r?o de esa libertad sin lazo, de esa independencia sin esfuerzo, de la autonom?a que olvida al otro.

1. LAZOS
Los llamamos de muchas formas, pero los v?nculos importantes no son cadenas , cuyo candado, una vez echado, no se puede quitar aunque uno quisiera. Tampoco son jaulas compartidas (en familia, con parejas, con amigos o en el trabajo), ni ataduras que oprimen e imposibilitan la realizaci?n personal.

Son lazos, que aunque uno podr?a desatar al tirar de un extremo del cordel, no lo hace, porque le importan. Y se llaman de muchas formas: amor, amistad, apoyo, dependencia, cuidado, servicio, necesidad, proyecto, confianza, solidaridad, escucha o palabra?
En realidad mi vida se teje as?, como una delicada red de muchos v?nculos, que a veces se espesan, y otras se adelgazan, pero que configuran qui?n soy. Y si no hay lazos, no hay nada.
Dedico alg?n tiempo de mi semana a poner nombre a los v?nculos que me unen con mis gentes?

  • ?D?nde hay amor, y c?mo es?
  • ?D?nde hay amistad? ?Con qui?n?
  • ?A qui?n necesito, y qui?n me necesita?
Alabanza a mi hermana
Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto
comience a escribir poemas.
Le viene de su madre,
que no escrib?a poemas,
y de su padre,
que tampoco escrib?a poemas.
Bajo el techo de mi hermana
me siento a salvo:
nada impulsar?a al marido de mi hermana
a escribir poemas.
Y aunque suene como
un poema de Adam Macedonski,
ninguno de mis parientes
se ocupa de escribir poemas.
En el escritorio de mi hermana
no hay poemas viejos
ni nuevos en su bolso.
Y cuando mi hermana me invita a cenar,
s? que no tiene intenciones
de leerme poemas.
Hace magn?ficas sopas sin esfuerzo,
y su caf? no se derrama sobre manuscritos.
En muchas familias nadie escribe poemas,
pero cuando lo hacen,
rara vez es s?lo una persona.
Algunas veces la poes?a
fluye en cascadas de generaciones
que ocasionan temibles corrientes
en las relaciones familiares.
Mi hermana cultiva una prosa
hablada decente,
toda su producci?n literaria est? en
tarjetas postales veraniegas
que prometen la misma cosa cada a?o:
que cuando vuelva
nos contar? todo,
todo,
todo.
Wislawa Szymborska
2. La libertad se entrega
No s?; tal vez suene radical, pero sospecho que desde el momento que adquiero alguna responsabilidad con otros, dejo de ser libre, al menos en el sentido m?s absoluto del t?rmino. No puedo hacer lo que me d? la gana en cada momento, pues estoy comprometido con algo o con alguien. No puedo vivir ?nicamente desde "me apetece" o "me pesa"? La libertad esa, que se ve agobiada o restringida cuando uno se siente exigido, es bastante vac?a.
No pierdo mi libertad cuando me implico y me complico con las cosas y las gentes. Porque la libertad est? para ir d?ndola un poquito. La libertad se va entregando y compartiendo en peque?as elecciones . La libertad tiene que saber elegir. Y as?, uno se construye y se ata, se define y se da?
  • ?Qu? estoy haciendo yo con mi libertad?
  • ?A trav?s de qu? compromisos, opciones, personas, relaciones, se va definiendo?
  • ?Es la m?a una libertad entregada?
  • ?A qui?n o a qu?? ?Merece la pena?
Impl?came, Jes?s,
con la causa de los pobres.
Impl?came con esta causa, que es la tuya.
Impl?came, compl?came, repl?came,

Impl?came a tu manera que
sorprende, inquieta e ilusiona.
Que no sepa dejar de mirar.
Que no sepa dejar de querer.
Que no sepa dejar de amar.

Compl?came la vida, que eso
es lo que pasa cuando uno ama.
Compl?came haci?ndome apasionado.
Compl?came porque las cosas
no son f?ciles.
Compl?came porque las l?grimas duelen
y el hambre es mala,
y los gritos no se pueden apagar.

Compl?came porque un mundo roto
no es un lugar c?modo.

Repl?came cuando ponga argumentos
para escabullirme.
No me dejes posponer mi camino
Que ya est? bien de muchas palabras.
Si estoy demasiado
centrado en mis problemas,
demasiado dedicado a mis actividades,
demasiado ocupado en salir yo adelante,
Impl?came, Se?or, y compl?came



--
Publicado por Claudio Gelmi para El Libro de Arena


Publicado por mario.web @ 4:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios