Viernes, 10 de septiembre de 2010

El car?cter propio de la ense?anza religiosa escolar aparece m?s claramente cuando ?sta se sit?a en relaci?n con la catequesis de la comunidad cristiana, y con las otras disciplinas.

ENSE?ANZA RELIGIOSA ESCOLAR Y CATEQUESIS DE LA COMUNIDAD CRISTIANA

?a) Dos ?mbitos distintos

??? La ense?anza religiosa escolar y catequesis de la comunidad cristiana se sit?an en dos ?mbitos distintos, que les proporciona su peculiaridad propia: En la escuela los grupos humanos quedan primariamente unidos por relaciones acad?micas de ?ndole pedag?gica, mientras que en los ?mbitos de la Iglesia, los grupos de creyentes est?n primordialmente reunidos por el v?nculo de la fe, constituyendo comunidades eclesiales; la relaci?n con los catequizados es de ?ndole testimonial, exigiendo una comuni?n en la misma fe.
Diversa fuente de iniciativa:

  • ?En la catequesis de la comunidad cristiana, la Iglesia act?a por propia iniciativa en las estructuras que ella misma establece para catequizar: catecumenados, parroquias, grupos apost?licos, peque?as comunidades,... Es la comunidad la que convoca e invita.
  • En la ense?anza religiosa escolar, en cambio, la Iglesia act?a en un ?mbito creado primordialmente para la educaci?n del ciudadano en cuanto tal, en estructuras de la sociedad para tal fin. En ellas, la Iglesia es llamada a prestar un servicio, como pueden ser llamadas otras confesiones religiosas u otros grupos culturales. La Iglesia puede tener o no posibilidades de responder a esta petici?n. Si acepta, tiene que adaptar la ense?anza religiosa a los objetivos y m?todos propios del quehacer escolar: encarnar su acci?n dentro de los condicionantes concretos hist?ricos de la instituci?n docente.

??? Aunque el sistema educativo o el centro escolar pueden adolecer de condicionantes negativos, hay que impartir ense?anza religiosa en la medida en que tales condicionantes no entren en contradicci?n con la fe cristiana.
Distinta intencionalidad de los destinatarios:

  • Respecto a la catequesis de la comunidad cristiana, en los padres que env?an a sus hijos, o en los ni?os y j?venes que acuden a ella por propia iniciativa, se supone una intenci?n directa y expl?cita de buscar la evangelizaci?n y una m?s profunda integraci?n en la comunidad cristiana.
  • Respecto a la ense?anza religiosa escolar, cuando los padres piden que la educaci?n de sus hijos no carezca de esta dimensi?n, lo que de modo m?s o menos expl?cito desean es que lo religioso se integre en la formaci?n humana, que el sentido de la vida y visi?n del mundo que van a recibir en la escuela tengan perspectiva cristiana.

Objetivos diversos:

  • La catequesis de la comunidad cristiana tiene como objetivo que la fe del cristiano se inicie y madure en el seno de esa comunidad, enraiz?ndose en la fe de la misma, explicit?ndose en todas sus dimensiones no?ticas o cognoscitivas, nutri?ndose en las celebraciones lit?rgicas y robusteci?ndose en los compromisos cristianos. La vivencia de la comunidad cristiana, en suma, es el lugar apropiado para la maduraci?n de la fe personal y comunitaria.
  • La ense?anza religiosa escolar tiene como objetivo estimular a que, desde un conocimiento de la fe cristiana, tenga lugar el di?logo interdisciplinar que debe establecerse entre el Evangelio y la cultura humana, en cuya asimilaci?n cr?tica madura el alumno. La ense?anza religiosa pretende integrar esta dimensi?n en la formaci?n de la personalidad, incorporar el saber de la fe en el conjunto de los dem?s saberes y la actitud cristiana en el interior de la actitud general que el alumno va adoptando ante la vida.

b) Complementariedad de las dos acciones

??? Aparece as? claramente que estas dos tareas son complementarias. Una catequesis viva en la comunidad es el terreno m?s apropiado para que fructifique la ense?anza de la religi?n. Y una buena ense?anza religiosa crear? el deseo de una plena catequizaci?n en el seno de la comunidad cristiana.
??? Cuando el grupo de alumnos que optan por la clase de religi?n sea mayoritariamente creyente, la formaci?n religiosa escolar - incluso en un centro estatal- podr? alcanzar a veces no s?lo sus objetivos propios, sino tambi?n dimensiones no?ticas y de compromiso cristiano m?s propias de la catequesis de comunidad.
??? Pasar de una ense?anza religiosa de calidad a una catequesis de la comunidad lo consideramos como el caso m?s frecuente, si nos referimos a adolescentes y j?venes. Haciendo un diagn?stico de la realidad actual sobre los alumnos mayores, habr? que tomar muy en cuenta que su situaci?n a veces exige una primera evangelizaci?n. En algunos casos, podr? hacerse directamente sobre la base de una propuesta objetiva de la fe cristiana.
??? Para no pocos alumnos, sin embargo, habr? que presentar, asimismo, aquellos presupuestos que resultan indispensables a las generaciones actuales, si queremos capacitarlas en orden a comprender el aut?ntico sentido del mensaje cristiano.
??? Para lograr que el hombre de hoy perciba el sentido del lenguaje religioso es necesario restaurar el espacio de interrogaci?n desde el que la pregunta por la salvaci?n tenga sentido existencial.
??? El situar la ense?anza religiosa bajo el signo de una cierta oferta del Mensaje cristiano con vistas a una posible opci?n de fe tiene la ventaja de que:

  • el alumno que pueda estar en b?squeda o enfrentado con dudas religiosas, encontrar? en la ense?anza religiosa las respuestas que la Iglesia da a sus problemas y tendr? ocasi?n de reflexionar sobre ellas;
  • ?al alumno no creyente se le ofrece la ocasi?n de confrontar su propia situaci?n de incredulidad con las perspectivas de la fe y eventualmente reconsiderarla;
  • ?el alumno creyente, en fin, tiene la posibilidad de integrar su opci?n creyente en el interior de una cultura profana, de alimentarla a partir de ella, de purificarla y de capacitarse para dar raz?n de su fe

c) Un paso m?s sobre el car?cter propio de esta ense?anza

??? Despu?s de todo lo expuesto, pensamos que se puede avanzar en la clarificaci?n de la ense?anza religiosa situ?ndonos en una perspectiva de reflexi?n teol?gica. En la Teolog?a pastoral nos parece que hay un fundamento para que se reconozca a la ense?anza religiosa el derecho a un estatuto propio dentro del ministerio de la Palabra.
Seg?n se expresa el Directorio General de Pastoral Catequ?tica 7, "el ministerio de la Palabra reviste m?ltiples formas seg?n las diversas situaciones en que se ejerce y los fines que pretende conseguir". Si aplicamos este principio a la ense?anza religiosa, su peculiaridad estriba en la situaci?n original en que se ejerce (el ?mbito escolar) y en el fin original que pretende (hacer posible la s?ntesis entre fe y cultura en el interior del proceso educativo).
?
??? Esta identidad de la ense?anza religiosa dentro del ministerio de la Palabra hace, seg?n nuestro punto de vista, que se rija -como las otras modalidades- por leyes propias, lo cual nos parece muy importante a la hora de plantearse la finalidad, los contenidos, los objetivos y el m?todo de esta ense?anza.
En la realidad concreta del quehacer pastoral, la ense?anza religiosa -igual que sucede con las dem?s formas- participar? de aspectos de las restantes modalidades (evangelizaci?n, catequesis, teolog?a); ya que "todas ellas est?n estrechamente unidas entre s?".

  • ?La ense?anza religiosa asumir? de la evangelizaci?n, por ejemplo, el aspecto de propuesta de Mensaje cristiano con vistas a una posible opci?n de fe, aunque su intencionalidad interpelativa sea -normalmente- m?s discreta.
  • ?La ense?anza religiosa asumir?, a veces, de la catequesis la b?squeda de maduraci?n en la fe de los alumnos creyentes, en cuanto enraizamiento cultural de esa fe con vistas a capacitarlos para que den raz?n de ella en el mundo.
  • La ense?anza religiosa asumir? de la teolog?a (forma de la que nos parece est?s m?s pr?xima) los resultados de la investigaci?n cient?fica en el di?logo fe cultura, quehacer insoslayable de las ciencias teol?gicas, para integrar esas conclusiones, adecu?ndolas a la edad de los alumnos, en el proceso de la adquisici?n de la cultura.

??? Aunque participe en estos u otros aspectos de las restantes modalidades del ministerio de la Palabra, la ense?anza religiosa -en s? misma- no se reduce a ninguna de ellas, sino que tiene un estatuto propio.
?
??? Creemos que esta clarificaci?n teol?gico pastoral, necesariamente un tanto t?cnica, puede a la larga ser m?s fecunda, porque de ella se van a derivar importantes consecuencias. No pidamos a la ense?anza religiosa lo que ella no es: hay que exigirle, en su l?nea propia, todo lo que entra?a. No se debe considerar a la ense?anza religiosa como una evangelizaci?n y catequesis de segunda clase que, al ser impartida en medios de condiciones no siempre favorables, no pudieran ser desarrolladas como en los ?mbitos propiamente eclesiales.
??? El definir la identidad de la ense?anza religiosa trae consigo una clarificaci?n mayor sobre el estatuto propio del profesor de religi?n dentro del ministerio pastoral. No pidamos al profesor de religi?n que necesariamente asuma todas las tareas propias del catequista. Esta funci?n -en la clase de religi?n- muchas veces ni puede ni debe llevarse a cabo. Esto podr? liberar a muchos profesores del peso que supone, en estos momentos, la dolorosa constataci?n de que en la escuela, frecuentemente, no se puede llegar a una plena evangelizaci?n y catequizaci?n porque el ambiente no se presta a ello. No es menos posible, sin embargo, aun en esas circunstancias, ser un buen profesor de religi?n, que serlo de otras disciplinas human?sticas.?

??? Este modo de ver las cosas nos obliga a potenciar los cauces espec?ficamente eclesiales de catequizaci?n en el interior de una pastoral juvenil muy necesaria.
?
??? Esto reclama, igualmente, que el di?logo fe cultura se desarrolle con profundidad a nivel universitario. Creemos que es uno de los cometidos mayores de las Universidades de la Iglesia. Pensamos tambi?n que en las Universidades civiles las ciencias religiosas deber?an ocupar su lugar. Sin esta necesaria perspectiva universitaria, la ense?anza religiosa escolar en los centros docentes carecer? de muchos puntos de referencia

?QU? ES Y QU? NO ES LA ENSE?ANZA RELIGIOSA ESCOLAR?:

QU? ES

QU? NO ES

- Una asignatura necesaria dentro del marco escolar, desde una concepci?n de escuela al servicio de la educaci?n integral de la persona en todas sus dimensiones.

- Una materia ajena y extra?a a la escuela.

- Una materia a la que se tiene pleno derecho conforme a la Constituci?n y a los Acuerdos entre el Estado Espa?ol y la Santa Sede.

- Una actividad extraescolar que unos colegios ofrecen y otros no, seg?n lo decidan el Director, los profesores, la Asociaci?n de padres,...

- Una materia escolar regulada por una normativa vigente, a cuyas exigencias (oferta a padres y alumnos, inscripci?n, profesorado, horario, programas, etc.) se ha de ajustar.

- Una actividad escolar a organizar seg?n parezca o convenga.

- Una materia que la escuela debe ofrecer y que los padres pueden elegir o no para sus hijos.

- Una materia obligatoria para todos los alumnos.

- Una materia que requiere la misma seriedad acad?mica (contenidos, metodolog?a, textos, evaluaciones,...) que las dem?s.

- Una materia poco importante, que da igual aprobar o no.

- Un di?logo entre la fe y la cultura, con especial atenci?n a los temas en los que esta materia y las otras se encuentran implicadas m?s directamente.

- Una materia que aparece como un "a?adido" o un "aparte" en el conjunto de las otras materias escolares.

- Una presentaci?n concreta, confesional, de la fe cat?lica, impartida desde una actitud creyente y garantizada por la Iglesia.

- Una informaci?n abstracta del hecho religioso, o una mera transmisi?n de cultura religiosa en general.

- Un servicio que ofrece a la sociedad la Iglesia cat?lica -al igual que pueden hacerlo otras confesiones religiosas- para todos aquellos, cat?licos o no, que est?n interesados en conocer o profundizar la visi?n cristiana de la vida.

- Un privilegio propio y exclusivo de la Iglesia Cat?lica.

- Una explicaci?n de los elementos fundamentales de la fe, que se ofrece, desde la fe, a quien quiera escucharla.

- Una lista de dogmas, que se imponen autoritariamente.

- Una ayuda para comprender mejor los comportamientos del creyente cristiano.

- Un conjunto de principios ?ticos y preceptos morales.

- Una preparaci?n para que el cristiano sepa mejor por qu? lo es y c?mo tendr?a que actuar, y los no cristianos conozcan como se expresa y qu? lleva consigo el mensaje de Jes?s.

- Un ?mbito propio para rezar, celebrar sacramentos o asumir compromisos cristianos.

- Un modo de acercarse al mensaje y acontecimiento cristiano, con las caracter?sticas propias del ?mbito escolar: conocimiento de los contenidos de la fe, determinada visi?n de la persona y de su sentido ?ltimo, inserci?n cr?tica en la sociedad, etc.

- Una repetici?n de la catequesis de la parroquia.

- Una materia que la Iglesia recomienda vivamente a todos los cristianos, entendiendo que es necesario integrar la dimensi?n religiosa como tal en la formaci?n humana, sistem?tica y cr?tica que ofrece la Escuela.

- Una asignatura que la Iglesia impone como obligatoria para los cristianos.

?

DIFERENCIAS ENTRE LA ENSE?ANZA RELIGIOSA ESCOLAR Y CATEQUESIS

ENSE?ANZA RELIGIOSA ESCOLAR

CATEQUESIS

1. La ciencia de la religi?n se hace presente en el ?mbito escolar para prestar un servicio a la finalidad pedag?gica: la maduraci?n del ser humano.

1. Las Ciencias de la educaci?n se hacen presente en el ?mbito eclesial para prestar un servicio a la finalidad pastoral: hacer posible y madurar la fe de los creyentes.

2. La Ense?anza Religiosa pretende la INTELIGENCIA DE LA FE: qu? significado tiene esta fe para el sentido total de la existencia, tanto individual como comunitaria.

2. La Catequesis pretende la EXPERIENCIA DE LA FE: entablar una relaci?n de amistad personal con el Dios de Jesucristo, abri?ndose a la acci?n del Esp?ritu y formando parte de la comunidad cristiana.

3. La inteligencia de la fe persigue:
* hacernos a nosotros mismos la fe razonable razonable (como sentido ?ltimo de la vida).
* poder dar raz?n de la fe a los dem?s (expres?ndola en el lenguaje de nuestra cultura).
* ejercer una funci?n cr?tica en el campo de la cultura (confrontar la fe con otros "saberes").

3. La experiencia de la fe persigue:
* interpretar toda la realidad desde su vivencia (aspecto dogm?tico).
* celebrarla comunitariamente (aspecto lit?rgico).
* vivir en consecuencia con su opci?n fundamental (aspecto ?tico-moral).

4. La Ense?anza religiosa intenta aportar al ser humano una dimensi?n de profundidad a su experiencia: MIRA AL CREYENTE (o simpatizante) como EDUCANDO.

4. La Catequesis intenta el encuentro personal con Dios en la profundidad de la experiencia humana: MIRA AL EDUCANDO como CREYENTE (o simpatizante).

5. Los destinatarios de la E.R.E. pueden ser:
* creyentes: contribuye indirectamente a su maduraci?n religiosa.
* simpatizante: contribuye a su posible acceso a la fe.

5. Los destinatarios de la Catequesis pueden ser:
* creyentes: tiende a madurar su experiencia inicial de fe (catequesis propiamente dicha).
* simpatizantes: tiende a iniciarlos en la experiencia b?sica de la fe (proceso catecumenal).

6. Responsables: el Gobierno y las Jerarqu?as religiosas.

6. Responsables: Toda la comunidad cristiana.

La Ense?anza Religiosa Escolar y la Catequesis de la Comunidad Cristiana tienen ?mbitos distintos, diversa fuente de iniciativa, distinta intencionalidad en los destinatarios, objetivos diferenciados, pero las dos se necesitan y complementan.

UNA CATEQUESIS VIVA EN LA COMUNIDAD CRISTIANA ES EL ?MBITO M?S APROPIADO PARA QUE FRUCTIFIQUE LA ENSE?ANZA DE LA RELIGI?N Y UNA BUENA ENSE?ANZA RELIGIOSA ESCOLAR CREAR? EL DESEO DE UNA PLENA CATEQUIZACI?N EN EL SENO DE LA COMUNIDAD CRISTIANA

Publicado por mario.web @ 5:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios