Viernes, 10 de septiembre de 2010

En un d?a como tantos, por la noche tres j?venes recorr?an la ciudad, y como cada semana, escrib?an sus sobrenombres sobre las paredes y daban a conocer el nombre de su pandilla con mucho orgullo.

Ese d?a pasaba por all? un sacerdote y los encontr? escribiendo sus nombres en una pared cerca de su Iglesia, entonces se dirigi? a ellos con estas palabras: "?Por qu? escriben sus nombres en las paredes de esta tierra pasajera? Mejor escriban sus nombres en el Cielo que dura hasta la eternidad. "Los muchachos se sorprendieron ante tales palabras y preguntaron: "?C?mo podemos escribir nuestros nombres en el Cielo, si no lo conocemos y no sabemos c?mo llegar a ?l?" Ante esas dudas el sacerdote, les contest?: "El Cielo es el lugar donde habita nuestro buen Dios, y a ?l van todas las personas que creen en su Hijo Jesucristo." Los muchachos le preguntaron entonces, si solamente eso se necesitaba para entrar al Cielo, y el sacerdote a?adi?: "No, el creer que Jesucristo es el Hijo de Dios se le llama fe y esa es la llave que abre la puerta del Cielo. La fe es un regalo que Dios nos hace. Tener en el coraz?n este regalo se expresa a trav?s de las buenas obras."? Los muchachos le preguntaron que cu?les eran esas buenas obras, y ?l les dijo: "Las buenas obras son aquellas que el mismo Jesucristo hizo cuando nos visit? y vivi? entre nosotros. Estas son las que vienen del amor al hermano: ayudar al necesitado, visitar al enfermo, dar de comer al hambriento, vestir al pobre, aconsejar al desorientado, y si es necesario, estar dispuesto hasta dar la vida por los dem?s, como lo hizo nuestro Buen Jes?s ".

Los muchachos le agradecieron al sacerdote, por ense?arles algo mejor que escribir sus nombre en las paredes de la ciudad y le dijeron que quer?an escribir sus nombres en el Cielo, y por ello iban a creer en Jesucristo y adem?s iban a hacer buenas obras para imitarlo. El sacerdote los invit? a asistir a Misa cada domingo y ellos le agradecieron y aceptaron, y no s?lo eso, empezaron a llevar cada vez a otros amigos y conocidos. Y por ?ltimo le preguntaron cu?l ser?a ahora el nombre de su nueva pandilla, y el sacerdote les contest?: esta es la "Pandilla de los Cristianos Resucitados "

?

Autor??


Publicado por mario.web @ 5:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios