Viernes, 10 de septiembre de 2010

Diversos medios han difundido la noticia de que en la cat?strofe de N. Orleans, un misionero espa?ol, el P. Teodoro, ha permanecido en su parroquia con casi todos sus fieles, durante todo el tiempo del tif?n, anim?ndoles y prest?ndoles toda suerte de servicios.

?

Noticias como esta, no deber?an ser presentadas como algo ins?lito.

Son muchos, a Dios gracias, los misioneros y misioneras-religiosos y laicos- que en tiempo de persecuci?n, guerras, hambrunas, pestes, plagas, cat?strofes etc, permanecen en sus puestos en todo el mundo y no abandonan a sus fieles, a?n a costa de sus propias vidas.

?

Optan, consciente y voluntariamente, por correr id?ntica suerte que ellos.

La pena es que, en el mundo medi?tico que nos envuelve, estos gestos no son valorados suficientemente y se apuesta por difundir toda clase de noticias frivolas e insustanciales, que lejos de ejemplarizar a la audiencia, fomentan al m?ximo el morbo de la misma.

?

No olvidemos las palabras de Jes?s en el evangelio:"No hay mayor prueba de amor que entregar la vida por los dem?s". Esto es lo que hacen con toda sencillez y sin alharacas, la inmensa mayoria de nuestros misioneros.

Tales personas son el ejemplo viviente de Cristo que entrego su cuerpo a la muerte y derramo su sangre por la salvacion de todos los hombres.

?

Autor: Padre Miguel Rivilla San Martin


Publicado por mario.web @ 15:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios