Martes, 14 de septiembre de 2010

Te doy gracias, Se?or,

porque has querido que, mis ojos,

se abrieran una vez m?s para contemplar

las grandezas de tu amor y las maravillas del mundo.

He descansado, Se?or, y ahora quisiera

pedirte algunas cosas:

Dame seguridad en mis pasos.

?Ser? capaz de permanecer firme en tu amor?

Conc?deme alegr?a en lo que hago.

?Mantendr? la sonrisa a pesar de los tropiezos?

Inf?ndeme ilusi?n en el trabajo.

?Ser? consciente de que colaboro contigo

?en la perfecci?n del mundo?

?

Te doy? gracias, Se?or,

porque has abierto mis ojos a la luz,

porque has querido, que un d?a m?s,

despierte para alabar y bendecir tu nombre

porque has permitido que, a?n pudiendo dormir

para siempre, hoy me levantase como hijo tuyo

para seguir pregonando tus haza?as.

?Gracias, Se?or!

?Gracias, Coraz?n de Jes?s!

?

Ay?dame a enderezar mis ideas equivocadas.

Insp?rame para reconducir mis caminos torcidos.

Ali?ntame para reconvertir mi vida mal interpretada.

S?lo T?, Coraz?n de Jes?s,

eres capaz de alcanzarme esa paz que,

por mi mismo, no conquisto.

La serenidad que necesita mi vida interior.

La sinceridad que me exige mi conciencia.

La verdad que reclaman los que me observan y rodean.

?

?Gracias, Se?or!

?Gracias, Coraz?n de Jes?s!

Este d?a, amanecido con la alborada de la fe,

sea para m? una llamada a permanecer cerca de Ti

como T?, Se?or, lo est?s tambi?n unido a m?.

Am?n.

?

P. Javier Leoz

?


Publicado por mario.web @ 9:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios