Martes, 14 de septiembre de 2010

Carta del Obispo

A LOS JOVENES QUE EST?N EN EL PROCESO CATEQU?TICO DE CONFIRMACI?N

?

Y?QUE BUSCAN EN JESUCRISTO

?

UN CAMINO DE ESPERANZA,

?

UNA VERDAD QUE LES HAGA LIBRES,

?

UNA NUEVA VIDA EN PLENITUD

?

?

Querido amigo:

?

?Que?la Paz,?la Alegr?a?y el Amor de Jesucristo est?n hoy y siempre contigo!

?

?

?

?

?Te felicito por tu decisi?n de seguir a Jes?s de Nazaret, Vivo y Resucitado, de llegar a vivir una verdadera amistad con ?l y de recibir la plenitud de su Esp?ritu en el Sacramento de?la Confirmaci?n. Te?animo a seguir en este camino y en esta decisi?n de recibir ese Sacramento que te dar?la Fuerza?de Dios, la potencia inmarchitable, inmortal, del Esp?ritu Santo.??Seguramente te cuesta mantenerte en esta decisi?n, ya que la sociedad en la que vivimos no nos ayuda mucho a permanecer unidos a Dios. El ambiente que nos rodea trata de prescindir de ?l o de combatirlo por todos los medios. Puede que, a veces, sientas deseos de abandonar el camino y de dejar la catequesis, dejar de rezar, de ir a Misa, de ser amigo de Jes?s??S? fuerte y valiente. No tengas miedo. Te repito las palabras del salmista:??El Se?or es mi luz y mi salvaci?n ?a qui?n temer???

?

?

?Jesucristo Resucitado, vencedor del?pecado y del mal, vencedor de la muerte, se ha hecho presente en nuestras vidas, en nuestros corazones, y est? siempre con nosotros, todos los d?as, hasta el fin del mundo. No temas decir con san Pablo:??S? de qui?n me he fiado?.?S?,?Cristo nos ha tra?do la salvaci?n. Sin ?l, nuestra vida queda indefensa ante el mal, a merced de poderes que nos esclavizan, sometida al certero horizonte de la muerte. Ni la ciencia, ni la t?cnica, ni el dinero, con sus inmensas capacidades para alcanzar grandes logros humanos, consiguen la cabal y plena realizaci?n del hombre. Sin Jesucristo, Dios?hecho hombre, no hay verdadera plenitud. Esto no quiere decir que el mundo y la sociedad sean desde?ables para un cristiano, pues Dios ama al mundo y quiere que todos los hombres se salven.?La Iglesia?considera que todo lo bueno y verdadero que se da entre los hombres es como una preparaci?n al Evangelio y que es dado por Aquel que ilumina a todo hombre para que al fin tenga la vida eterna.

?

?

?

?

???nimo, pues, querido amigo, y s? valiente! No temas abrir de par en par las puertas de tu coraz?n a Cristo, el Se?or. La fe en Jesucristo, nuestro Salvador, es un tesoro todav?a m?s valioso que tu juventud. Su Evangelio es la mayor riqueza del mundo.

?

?

?

?

?Sabes perfectamente que el hombre no puede vivir sin amor. Su vida est? privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor. Sin la revelaci?n del amor el hombre permanece para s? mismo un ser incomprensible. Por esto precisamente, Cristo Redentor revela plenamente el hombre al mismo hombre. ?Qu? valor debe tener el hombre a los ojos del Creador si ha?merecido tener tan gran Redentor?, si??Dios ha dado a su Hijo?, a fin de que ?l, el hombre,??no muera sino que tenga vida eterna?! Dios no ha pasado de largo de ninguna persona, sino que nos ha creado a cada uno, nos ha redimido y nos ha destinado a la vida eterna, plena, sin l?mites. El Dios invisible se ha hecho visible, ha venido a mostrarnos su Rostro propicio en Jes?s de Nazaret, su Hijo eterno, y se ha revelado a nosotros d?ndonos la fe por el Esp?ritu Santo, a trav?s de su Iglesia.?El Se?or, pues, ha estado grande con nosotros ?y estamos alegres!?Dios te ama a ti personalmente y quiere vivir contigo una gran aventura de amor.

?

?

?

?

?Seguramente dedicas cada semana, junto con tus compa?eros de grupo, un tiempo de catequesis para conocer el Mensaje de Jes?s, que brota permanentemente de los Evangelios, y?la Iglesia?ha conservado como un tesoro, como tradici?n viva, en el Catecismo dela Iglesia Cat?lica.?Eso est? muy bien y te animo a que no faltes a esa reuni?n semanal. Seguramente que, en esa reuni?n del grupo, rezar?is tambi?n unidos, al menos un rato. Algunos grupos de Confirmaci?n incluso se comprometen a hacer alg?n servicio en alguna Residencia de Ancianos, visitan a enfermos del Hospital, a j?venes que est?n en Proyecto Hombre o se las ingenian para financiar alg?n proyecto de desarrollo para el Tercer Mundo. De esta manera se van preparando para recibir el Sacramento de?la Confirmaci?n. No?olvides que eso es lo m?nimo exigible para recibir el Sacramento.

?

?

?

?

Eso que es tan hermoso y valorado por m?, por los catequistas, por los sacerdotes de?la Parroquia,?no te dispensa, de entrada, a profundizar en tu amistad personal con Jes?s, el Crucificado que ahora vive Resucitado, y es Vencedor del Tiempo y Se?or de?la Historia. Al?final de los tiempos vendr? con poder a poner a cada uno y todas las cosas en su sitio. ?l est? presente e implicado en tu propia biograf?a, en lo secreto de tu coraz?n, a trav?s de su Palabra, en la unidad del Esp?ritu. Cada uno, cada hombre, cada mujer, somos valiosos para ?l. Por eso, debes completar esta gran amistad con algo m?s.

?

?

?

?

?

?

?

?■?Te invito a que, cada d?a, dediques un ratito a estar a solas con Jes?s, el Hijo de Dios, tu Amigo. ?C?mo hacerlo? Busca un lugar tranquilo en el que puedas estar t? s?lo y en silencio. Pon ante tu mirada el Crucifijo o una imagen, un icono, de Jes?s. M?rale con amor. San Ignacio de Loyola invita a hacerlo de esta manera:?Imaginando a Cristo nuestro Se?or delante y puesto en Cruz, hacer un coloquio, c?mo de Criador ha venido a hacerse hombre,?y de vida eterna a muerte temporal, y as? a morir por mis pecados.

?

?

Otro tanto mirando a m? mismo lo que he hecho por Cristo, lo que hago por Cristo, lo que debo hacer por Cristo, as? vi?ndole tal, y as? colgado en?la Cruz, discurrir por lo que se ofreciere?. S?, atr?vete a mirarle con amor y a darle gracias porque ha muerto por ti, por todos los hombres, para permitir que tengamos Vida y Vida en abundancia. Es decir, para que seamos plenamente libres y plenamente felices.

?

?

?

?

■?No dejes de participar en?la Eucarist?a?dominical.?Cuando uno se acuesta tarde, cuesta un poco madrugar; pero, una vez que se hace y por una causa noble, se siente un gozo enorme. M?s le cost? al Se?or sufrir?la Pasi?n?y no podemos olvidar que todo lo padeci? por ti y por mi, por cada uno de nosotros, por salvarnos, porque nos ama con un amor personal y eterno.

?

Lo m?s triste que puede sucedernos en la vida es que, cuando vuelva gloriosamente el Se?or, nos presentemos ante ?l y nos diga:No os conozco...El mal ?ltimo y radical de nuestra sociedad, ra?z de todos las calamidades que padecemos, origen de todos los sufrimientos, es haber ?expulsado? a Dios, creyendo que podemos vivir mejor lejos de su Rostro.

?

?

?

?

■?No te separes de ?l.?La celebraci?n del Sacramento de?la Confirmaci?n?empieza con la renovaci?n de las promesas del Bautismo y ?stas?son como la conclusi?n de un contrato. Recuerdan la conclusi?n de?la Alianza?de Dios con Israel en el Sina?. All? Dios puso a Israel ante esta elecci?n:??Te pongo delante vida y muerte? Elige, pues, la vida, para que vivas??(Dt 30,19). La confirmaci?n es tu Sina?. El Se?or se halla ante ti y te dice:???Elige la vida!??Cada uno de nosotros desea vivir, desea sacar el m?ximo partido de la vida, desea obtener provecho de lo que la vida le ofrece.???Elige la vida!??Y s?lo hemos elegido realmente la vida cuando estamos en alianza con aquello que es la vida misma.

?

Renunciar a Satan?s significa renunciar al poder de la mentira, que nos embauca la vida y nos conduce al desierto. Quien, por ejemplo, se deja atrapar por la droga busca ensanchar su vida de una manera inaudita en lo fant?stico e ilimitado; y al principio cree encontrarlo. Pero en realidad se enga?a. Al final no puede soportar m?s ni la vida real ni la otra vida, irreal y ficticia; la mentira en la que ha sido apresado, acaba tambi?n por desmoronarse.???Elige la vida!??Las preguntas y las respuestas de las promesas de?la Confirmaci?n?son una clara invitaci?n a la vida; son como los letreros indicadores de las calles para avanzar por la vida e ir a donde queremos ir y no donde el azar u otros m?s fuertes quieran llevarnos. Este avanzar por la vida no siempre es c?modo.

?

?

?

?

Pero lo c?modo no es lo verdadero y s?lo lo verdadero es vida. Esa renovaci?n de las promesas del Bautismo son una especie de contrato, una alianza. Podr?amos tambi?n decir que tienen semejanza con un enlace matrimonial. Ponemos nuestra mano en las manos de Jesucristo. Nos decidimos a recorrer nuestro camino con ?l, porque sabemos que ?l es la vida (Jn 14,6). Y desde ese contrato de amistad con Jesucristo nos comprometemos a anunciarle en medio del mundo.

?

?

?

?

Anunciar a Jesucristo, con nuestra conducta y nuestras palabras; tener la valent?a y la humildad de pronunciar su Nombre, su Palabra, de anunciar su muerte inolvidable, de proclamar a los cuatro vientos su Resurrecci?n, de seguir esperando su venida gloriosa, es la tarea m?s hermosa y urgente que debemos realizar, cada cual desde su propia situaci?n y con los dones y recursos que ha recibido. S?, querido amigo,?La Confirmaci?n?perfecciona la gracia bautismal; es el sacramento que da el Esp?ritu Santo para enraizarnos m?s profundamente en la filiaci?n divina, incorporarnos m?s firmemente a Cristo, hacer m?s s?lido nuestro v?nculo con?la Iglesia, asociarnos todav?a m?s a su misi?n y ayudarnos a dar testimonio de la fe cristiana por la palabra acompa?ada de las obras.

?

?

No olvides que en nuestra Di?cesis hay algunos grupos juveniles en los que se vive con gozo la fe cristiana. Muchos de ellos est?n prepar?ndose para participar en las?Jornadas Mundiales de?la Juventud, que tendr?n lugar los d?as 16-21 de agosto de 2011 en Madrid. Ser? un extraordinario y hermoso momento de vivir juntos la gozosa experiencia de ser amigos del Se?or, junto al Papa Benedicto XVI,??Dulce Cristo en la tierra?, como llamaba al Papa santa Catalina de Siena. Tu participaci?n en esas jornadas y tu vinculaci?n a los grupos juveniles de nuestra Di?cesis reforzar?n tu pertenencia a?la Iglesia?y te ayudar?n a madurar en la fe, en la alegre esperanza que el Se?or ha encendido en nuestros corazones y en la belleza inmarchitable del compromiso cristiano. No olvides lo que dec?a con tanta fuerza el Papa Juan Pablo II:??la fe se fortifica d?ndola?.

?

?

?

?

?

Nos veremos a lo largo del a?o en tu parroquia, en alguno de los encuentros juveniles a los que te convocar? y, ciertamente, el d?a de tu Confirmaci?n. Ten la seguridad de que rezar? por ti cada d?a. No dejes de hacerlo t? tambi?n. Te entrego esta peque?a oraci?n, como despedida,?para que puedas hacerla cada d?a. Jesucristo dec?a que todo lo que pidamos en su nombre ?l nos lo conceder?. R?zala con esa confianza, en la?seguridad de ser escuchado.

?

?

?

?

Con mi especial afecto a vosotros, los m?s j?venes cristianos; y con mi bendici?n para ti y los tuyos.?

?

?

+?Juan Jos? Omella Omella

?

?

Obispo de Calahorra y?La Calzada-Logro?o

?

?

?

?

?

ORACI?N

?

?

?

?

?

?

?

?

Padre,

?

?

crea en m? un coraz?n puro,

?

?

renueva y fortalece mi interioridad,

?

?

mi yo m?s profundo y verdadero.

?

?

No me arrojes lejos de tu Rostro,

?

?

lejos de Jes?s, Dios y Hombre,

?

?

Maestro y Amigo.

?

?

No me quites tu Santo Esp?ritu,

?

?

no me quites tu Amor,

?

?

no me abandones nunca.

?

?

Am?n.

?

de ecclesia digital

?

?

?

?

?

?

?


Publicado por mario.web @ 11:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios