Mi?rcoles, 15 de septiembre de 2010

Los comportamientos eticos o morales de la clase politica dejan mucho que desear de cara a la ejemplaridad debida al pueblo llano, que les entrego su confianza en las urnas.

?

Esto se echa de ver en todo tiempo, pero maxime en v?speras de elecciones.

?

Las mutuas y graves acusaciones que en todos los medios se difunden sin el menor pudor, resaltan la catadura moral de algunos ? padres de la patria?, que deberian ser modelos de honradez para todos,

?

Ni con el falso recurso a lo ? politico correcto? logran tapar la cienaga en que algunos de ellos se mueven, pues con sus torpes conductas salpican a los demas e incluso al buen nombre del partido al que pertenecen. De aqui los juicios peyorativos del pueblo llano: ? Todos son iguales?.

?

Acusaciones publicas de mentir, perjurar, estafar, robar, falsificar, chantajear, asaltar bancos, recalificar, malversar, calumniar, sobornar etcetera, estan a la orden del dia. Esta democracia esta gravemente enferma por causa de los politicos. Hay quienes creen haber dado con el remedio de tanta miseria moral proponiendo ? la renovacion de caras?. Falso recurso. Lo que hay que renovar y a fondo, son las conciencias y proponerse una limpieza moral de integridad, honradez y dignidad, que alcancen a todos los grupos que intervienen en politica. Este panorama no hay quien lo aguante por mucho tiempo.

Autor: Padre Miguel Rivilla San Martin


Publicado por mario.web @ 2:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios