Mi?rcoles, 15 de septiembre de 2010

Hubo una vez un hombre angustiado que acudi? a un sabio rab? para que le mostrara el camino de la vida, pues deseaba recorrerlo sin equivocaciones. Entonces decidi? entregarle su libertad. El rab? pensaba por ?l, resolviendo los problemas que le surg?an. Por eso se sent?a libre y viv?a feliz.

Junto a ?l habitaba una mujer que deb?a discernir entre la verdad y la mentira. Reconoc?a las fronteras de sus decisiones y se sab?a condicionada por sus limitaciones, pero decid?a por s? misma y era libre.

Entretanto apareci? un loco. El loco se encontr? con el hombre y le dijo:

- "?OH, s?, a ti te conozco!, un d?a actu? como t? y enloquec?".

Despu?s se acerc? a la mujer para decirle:

- "Pues t? tambi?n me resultas familiar, gracias a lo que me queda de libertad puedo elegir cuanto conviene a mi demencia".

Luego, el loco se despidi? de sus amigos recitando un poema de Baudelaire sobre la libertad: "Alma curiosa que padeces, y en pos vas de tu para?so...


Publicado por mario.web @ 8:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios