Jueves, 14 de octubre de 2010

1.- La pregunta m?s importante.

Durante mi segundo semestre en la escuela de enfermer?a, nuestro? profesor nos di? un ex?men sorpresa. Yo era un estudiante consciente y le? r?pidamente todas las preguntas, hasta que le? la ?ltima: Cu?l es el nombre de la mujer que limpia la escuela? Seguramente esto era algun tipo de broma. Yo habia visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Ella era alta, cabello oscuro, como de cincuenta a?os, pero, como iba yo a saber su nombre? Entregue mi ex?men, dejando la ?ltima pregunta en blanco.

Antes de que terminara la clase, alguien le pregunt? al profesor si la ?ltima pregunta contaria para la nota del ex?men.

Absolutamente, dijo? el profesor. En sus carreras ustedes conocer?n muchas personas.

Todas son importantes. Ellos merecen su atenci?n y cuidado, aunque solo les sonrian y digan: Hola!.? Nunca olvide esa lecci?n.

Tambien aprend? que su nombre era Dorothy.

Todos somos importantes

?

2.- Auxilio en la lluvia.

Una noche, a las 11:30 p.m., una mujer afro-americana, de edad avanzada estaba parada en el acotamiento de una autopista de Alabama, tratando de soportar una fuerte tormenta. Su carro se hab?a descompuesto y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran.

Toda mojada, ella decidi? detener el pr?ximo carro.

Un joven blanco se detuvo a ayudarla, a pesar de todo los conflictos que habian ocurrido durante los 60.

El j?ven la llev? a un lugar seguro, la ayud? a obtener asistencia y la puso en un taxi. Ella parecia estar bastante apurada.

Ella anot? la direcci?n del joven, le agradeci? y se fue.

Siete dias pasaron, cuando tocaron la puerta de su casa. Para su sorpresa, un televisor pantalla gigante a color le fue entregado por correo a su casa.

Tenia una nota especial adjunta al paquete.

Esta decia: Muchisimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche.

La lluvia aneg? no solo mi ropa sino mi espiritu.

Entonces apareci? usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama de mi marido agonizante, justo antes de que muriera.

Dios lo bendiga por ayudarme y por servir a otros desinteresadamente.

Sinceramente: La Se?ora de Nat King Cole.

No esperes nada acambio y lo recibiras

?

3.- Siempre recuerda aquellos a quienes sirves.

En los dias en que un helado costaba mucho menos, un ni?o de 10 a?os entr? en un establecimiento y se sent? en una mesa.

La mesera puso un vaso de agua en frente de ?l. Cuanto cuesta un helado de chocolate con cacahuates? pregunt? el ni?o.

Cincuenta centavos, respondi? la mesera. El ni?o sac? su mano de su bolsillo y examin? un n?mero de monedas. Cuanto cuesta un helado solo?, volvi? a preguntar. Algunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente.Treinta y cinco centavos dijo ella bruscamente. El ni?o volvi? a contar las monedas. Quiero el helado solo dijo el ni?o. La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa? y se fue. El ni?o termino el helado, pago en la caja y se fue.

Cuando la mesera volvi?, ella empez? a limpiar la mesa y entonces le cost? tragar saliva con lo que vi?. Alli, puesto ordenadamente junto al plato vacio, habian veinticinco centavos... su propina.

"Jam?s juzgues a alguien antes de tiempo"

?

4.- Los obst?culos en nuestro camino.

Hace mucho tiempo, un rey coloc? una gran roca obstaculizando un camino. Entonces se escondi? y mir? para ver si alguien quitaba la tremenda? roca.? Algunos de los comerciantes m?s adinerados del rey y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta. Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra grande del camino. Entonces un campesino vino, y llevaba una carga de verduras.? Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trato de mover la roca a un lado del camino. Despues de empujar y fatigarse? mucho, lo logr?. Mientras recogia su carga de vegetales, el not? una cartera en el piso, justo donde habia estado la roca. La cartera contenia muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino. El campesino aprendio?lo que los otros nunca entendieron.? Cada obstaculo presenta una oportunidad para mejorar la condici?n de? uno.

Si alguna vez caes levantate y sigue adelante

?

5.- Donando sangre.

Hace muchos a?os, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital de Stanford, conoc? a una ni?ita llamada Liz quien sufr?a de una extra?a enfermedad. Su ?nica oportunidad de recuperarse aparentemente era una transfusi?n de sangre de su hermano de 5 a?os, quien hab?a sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y habia desarrollado anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad. El doctor explic? la situaci?n? al hermano de la ni?a, y le pregunt? si estaria dispuesto a dar su sangre a su hermana. Yo lo vi dudar por solo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: Si, lo har?, si eso salva a Liz.

Mientras la transfusi?n continuaba, el estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, y sonriente mientras nosotros lo asist?amos a ?l y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la ni?a.

Entonces la cara del ni?o se puso palida y su sonrisa desaparecio. El miro al doctor y le pregunto con voz temblorosa A que hora empezar? a morirme? Siendo? solo un ni?o, no habia comprendido al doctor; ?l pensaba que le dar?a toda su sangre a su hermana. Y aun as? se la daba.


Publicado por mario.web @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios